¡Hola exploradora del bienestar! ¿Has considerado alguna vez que en tu diario vivir solo puedes hacer las cosas de dos maneras?

Tal vez estás de acuerdo en que todo lo que haces lo efectúas poniendo atención o desde la atención plena o en piloto automático. O sea en momentos de pura conciencia o en momentos de pura distracción o inconsciencia.

Como exploradora del comportamiento humano y promotora del Modelo de Aprendizaje Continuo CER Conecta, Expresa, Renueva, uso esta herramienta una y otra vez porque me ayuda a regresar al momento presente cuando siento que me estoy cansando o perdiendo claridad mental. Es mi brújula para darme cuenta de lo que está ocurriendo aquí, ahora.

Aquí y ahora es la única oportunidad que tienes para atender y observar tus pensamientos y acciones.

Hay 2 cosas fundamentales que puedes empezar a observar y practicar si no lo has hecho antes.

Primero, es indispensable que recuerdes que estar vivo es tener aliento a través del oxígeno que respiras desde el día que naciste.  Tu última expiración será el último instante de tu existencia física.

Entonces lo fundamental de este mensaje es que conectes con tu respiración en adelante con curiosidad y reverencia cada vez que lo recuerdes. Tu respiración es la vida misma pasando por todos tus sistemas para alimentarlos y renovarlos. Tu fuente de vida es el oxígeno y la respiración.

Lo segundo es la pausa. Te invito a que 2 veces al día durante 5 minutos pares, te detengas y elijas hacer nada (en realidad sí estarás haciendo algo; estarás cerrando los ojos, respirando con atención y conectando con tus sensaciones corporales).

Esa pausa que te regalas es para descansar tu mente, desconectarte del piloto automático y empezar a conectar con tu forma de respirar de forma consciente.

Respira con atención al aire que entra por tu nariz, y con tu imaginación haz el recorrido a través de tu tráquea y tus pulmones. Luego imagina el aire reciclado saliendo por tu nariz.

Después de haber hecho dos rondas de 10 inhalaciones y exhalaciones, haz 5 rondas exhalando por la boca con el sonido aahhhh, como si estuvieras saciando tu sed luego de tomar un vaso de agua. Ese sonido por la boca libera cansancio y estrés.

Te darás cuenta al cabo de varios días de tomarte estos dos espacios en tu jornada, de que la calidad de tus pensamientos ha variado y tu claridad mental se incrementa así como tu capacidad para vivir desde la atención plena.


Elijo vivir desde la atención plena


Es importante que agendes espacios de pausa entre una actividad y la próxima. Esto te ayudará a revitalizar tu sistema nervioso y dará espacio para que la inteligencia divina entre al flujo de tus pensamientos. Es en ese espacio de silencio donde se abre la puerta a la inspiración.  

Si algo de lo que hemos compartido aquí resuena contigo, eres bienvenida a la meditación mensual que realizo el segundo martes de cada mes durante 40 minutos, vía Zoom. Horario de Panamá 7:00pm. Puedes inscribirte de forma gratuita, haciendo clic en la siguiente frase: quiero inscribirme en la meditación. Será otra forma maravillosa de vivir desde la atención plena.

Si aun no conoces las bondades del Modelo CER, te invito a investigar cada una de sus partes en el blog de Cristina Raquel.

Gracias por leerme, nos vemos pronto.

Te abrazo,

Conecta – Expresa – Renueva con Cristina Raquel | Coherencia de Vida, Una transformación desde el corazón | Programa de 60 días

Cuéntanos

Disfrutaste nuestra entrada Vives en Piloto Automático o desde la Atención Plena

Cómo te sientes al respecto. Sientes que vives en tiempo presente, conectada al 100% con lo que haces, honrando cada momento o está tu mente rebobinando y adelantando entre el pasado y las ideas o planes del futuro.

Nos encantaría recibir tus comentarios, anécdotas y sugerencias. 

Y por supuesto, si quieres suscríbete, comparte y reparte alegría y color.  Sharing is Caring.  Gracias por visitarnos.