9 Hábitos Saludables que te Ayudan a Mantener tu Cerebro en Forma

Sin entrar en explicaciones profundas, pues no somos especialistas en la materia, al menos podemos afirmar con propiedad que el cerebro es el centro de control de tu cuerpo porque se encarga de una gran parte de las funciones vitales.



Desde respirar, regular tu pulso cardíaco, experimentar hambre, sed, sueño o hasta funciones especializadas como razonar, planificar, crear, memorizar, hasta controlar tus emociones o tus acciones.

Un cerebro sano cumple sus tareas esenciales y te permite aprender, desaprender, divertirte, relajarte, disfrutar y es es responsable, como ya señalamos, de tus emociones y conductas.  Debido a esto último, cuando el cerebro deja de estar sano, se afectan tu estado de ánimo, comportamiento y pensamientos.

Si una afección mental se presenta de manera temporal se considera un trastorno mental.  Algunos conocidos son la depresión, los alimenticios, la ansiedad.  Sin embargo, si la persona comienza a experimentar signos y síntomas permanentes, pasa a convertirse en una enfermedad mental que causa estrés y afecta tu capacidad de funcionar con normalidad.

Para evitar esto último puedes elegir trabajar de forma intencional en la prevención y cuidado de la salud de tu cerebro.

La intención es compartirte 9 hábitos saludables que te permitan mantener tu cerebro en plena forma.

Hábito Saludable #1 – Aprende algo nuevo o diferente con frecuencia

De acuerdo con una investigación realizada y publicada por la revista The Gerontologist, un grupo de personas de la tercera edad que estuvieron aprendiendo a utilizar Ipads y otras aplicaciones, tenían la capacidad de recordar mejor los eventos diarios y llevar a cabo, de forma más efectiva, tareas simples en comparación con otro grupo cuyas tareas diarias no implicaban nuevos aprendizajes (socializar, ver televisión por ejemplo).

Aunque no sea un músculo y la maduración cerebral termina en la juventud, en determinadas áreas del cerebro siguen generándose nuevas neuronas (neurogénesis).

Lo otro que han confirmado los estudios es que aprender nueva información y habilidades a lo largo de tu vida ayuda a mantener tu cerebro fuerte.  Y es que la base de la plasticidad cerebral es mantenerlo estableciendo nuevas conexiones cerebrales a través del entrenamiento y el reforzamiento de las conexiones neuronales. Esto en gran medida se logra con nuevos aprendizajes.

hábito saludable
Photo by Amanda Vick on Unsplash

Elige actividades que te resulten novedosas y complejas, esas son las que tienen mayor valor para la salud tu cerebro porque lo retan, estimulan el aprendizaje y promueven la densidad sináptica.   A la vez, esto disminuye la probabilidad de que se manifieste una enfermedad neurodegenerativa.

Como en cada aprendizaje que has tenido en la vida, la práctica hace al maestro.  Lo que alguna vez fue complejo para ti, puede tornarse fácil al hacerlo repetidas veces.  Por ello la importancia de mantener el ritmo de aprender continuamente cosas nuevas para que tu cerebro se expanda y se mantenga alerta.

TIP

En una hoja de papel o en tu sección de notas de tu móvil anota de 3 a 6 actividades que realices con mediana o alta frecuencia que te gusten, disfrutas mucho o que mientras las haces, te diviertes.

Estas son actividades que ya manejas bien, son de memoria y se han vuelto pasivas (aunque las goces), pues tu mente ya se siente cómoda con ellas.  Te hacen reir o relajarte, lo que es muy bueno, pero por el lado de mantener a tu cerebro joven, aportan poco.

Ahora haz una segunda lista con actividades (3 a 6 nuevamente) que encuentres complicadas y no las haces con  frecuencia.

Es posible que estas actividades beneficien más el desarrollo de nuevas conexiones neuronales, ya que las sientes complejas y te resultan novedosas. Vale la pena que las pruebes.

Hábito saludable #2 – Mantén bajo control o evita el estrés

Si padeces de estrés,  de forma continua,  es posible que aumenten los niveles de la hormona cortisol que tiene una serie de efectos dañinos en tu cerebro y en tu vida, además eres más vulnerable a los resfriados y a enfermedades crónicas.

Tener estrés, de vez en cuando, es normal pero vivir estresado es una elección sobre la que posees un buen grado de control.  Empieza por aceptar que tienes el poder de mantener bajo control el estrés y aprende a reconocer cuando te está dominando, para tomar alguna acción efectiva y oportuna a fin de reducirlo.



TIP

Una técnica que puede ayudarte a bajar el nivel de estrés y relajarte, es la respiración.  Respirar desde el diafragma oxigena la sangre, lo que te ayuda a relajarte casi al instante.  Al menos esto cree y recomienda Robert Cooper, un PhD coautor de The Power of 5, un libro de consejos de salud de cinco minutos.

Para respirar profundamente coloca tu mano sobre tu abdomen, justo debajo del ombligo. Inhala lentamente por la nariz y siente cómo tu mano se mueve hacia afuera a medida que el abdomen se expande. Retén la respiración por unos segundos y luego exhala lentamente. Repite esto al menos unas 5 veces.

Hábito saludable #3 – Disfruta una copa de vino al día

Diversos estudios recomiendan el vino tinto por sus diferentes efectos y propiedades.  Un estudio alemán ahora  sugiere que también podría ayudar a tu cerebro.


We’ve curated amazing reds for the season, including our exclusive 91 point 2014 Chateau Franc-Cardinal Bordeaux. Click here to check out this curated case now.


Ello se debe a que en el vino tinto hay un antioxidante llamado resveratrol, que también tienen los arándanos y el chocolate negro.  Según algunas investigaciones, las personas que aumentaron su ingesta consumiendo al menos 200 mg por día de esta sustancia, mejoraron sus habilidades para formar nuevos recuerdos.

El estudio reveló que quienes tomaron resveratrol tuvieron cambios en su hipocampo, el área del cerebro más involucrada en la memoria.  Ello ayudó a las neuronas a trabajar juntas y tener un mejor rendimiento cognitivo.

Aunque una copa de vino tinto contiene menos resveratrol que la cantidad citada en el estudio, los investigadores creen que, incluso estas pequeñas cantidades podrían tener efectos positivos en la memoria.

¡Brindemos! por esta sugerencia.

Hábito saludable #4 – Procura dormir la cantidad de sueño que tu cuerpo demanda

Varios estudios que se han realizado sobre el sueño y sus efectos, muestran que formar nuevos recuerdos es difícil sin dormir.

Además, un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington descubrió que las personas que se despertaban con frecuencia durante la noche eran cinco veces más propensas que las que tenían un sueño más reparador a tener acumulaciones de placa amiloide, que son características de la enfermedad de Alzheimer.

La realidad es que no está claro si el sueño interrumpido causa algún tipo de degeneración mental o si los cambios cerebrales relacionados con el Alzheimer alteran los patrones de sueño.  Sin embargo la conclusión es que dormir más y procurar un sueño de calidad, no hace daño, al contrario.

Hábito saludable #5 – Desafía tu cerebro mediante juegos

Algunos juegos son capaces de ofrecerte, además de un buen rato de diversión, un buen impulso a tu mente.

Los investigadores sugieren que algunos juegos mentales o acertijos complejos, que implican estrategias de planificación y reajuste, pueden ayudar a mejorar la memoria y tu estado de ánimo.  Y no solo eso, ciertos juegos te ayudan a abordar los desafíos con mayor creatividad, determinación y optimismo.


Ahora hay una tendencia de juegos de mesa que implican cierto nivel de concentración, enfoque y estrategia.  Te recomendamos algunos para que te diviertas mientras cuidas tu cerebro.

A jugar se ha dicho.

Hábito saludable #6 – Reduce la ingesta de azúcar y alimenta apropiadamente a tu cerebro

Varios estudios (puedes buscar múltiples fuentes en internet) han determinado que las dietas ricas en azúcar y otros carbohidratos simples, pueden agotar a tu cerebro.

Incluso descubrieron que entre las personas sanas sin diabetes o intolerancia a la glucosa, aquellos con niveles más bajos de azúcar en la sangre, medidos a través de análisis de sangre, obtuvieron mejores resultados en pruebas relacionadas con la capacidad de memorización de palabras.



Aquí te ofrecemos algunas sugerencias de alimentos energizantes y adecuados para mantener saludable su cerebro.  Solo por mencionar algunos:  frutos rojos, nueces, chocolate negro, el salmón y otros más.

Hábito saludable #7 – Ejercítate de diferentes maneras

Según un estudio publicado en The Journal of Aging Research, tanto caminar como levantar pesas puede mejorar la memoria espacial, el tipo de memoria que te ayuda a recordar tu entorno, por ejemplo el diseño de una habitación o el lugar donde dejaste las llaves.  Sin embargo, el caminar genera específicamente mejoras notables en tu memoria verbal.

Lo anterior demuestra que, cada tipo de ejercicio, ofrece diferentes beneficios a nivel mental.  Esto indica que te conviene incluir una gama variada de actividades en tu rutina.  Tanto el entrenamiento de resistencia como el de pesas cumplen objetivos diferentes y benefician a tu cuerpo, a la vez que a distintas funciones de tu cerebro.

El ejercicio, en general, tiene múltiples efectos positivos.  Uno de ellos es que genera un proceso de envejecimiento más saludable. Si se realiza de manera rutinaria, no solo puede reducir el riesgo de enfermedad neurodegenerativa, sino que también puede ayudar a retrasar el curso de una enfermedad existente, como el Alzheimer, reducir el riesgo de depresión y ansiedad.

También se ha comprobado, que el ejercicio puede mejorar tus niveles de energía, sensación de bienestar, sueño y salud cerebral.

TIP

Si logras identificar por qué no haces ejercicio (en caso que esto sea un desafío para ti), podrás romper sistemáticamente tus barreras y cambiar lentamente tus comportamientos hacia un estilo de vida saludable.

Anota cuáles son las principales razones por las que no te ejercitas (pereza, falta de tiempo, baja disciplina, etc).  Para cada una de estas causas, procura identificar una vía para contrarrestarlas.  Por ejemplo, te da pereza tal vez tener un compañero de ejercicios puede ayudarte a combatir esto.

Enuncia también cuáles serían los principales premios, ganancias o beneficios para ti si comienzas a ejercitarte.  Procura ser lo más específico posible.  Y anota también un tiempo específico por semana, que dedicaras a ejercitarte (cantidad de veces y tiempo por sesión).  Bloquea este tiempo en tu agenda y da seguimiento a si lo haces o no.

Hábito saludable #8 – Socializa, diviértete y conecta

Socializar, ante todo si lo haces con familiares o amigos, te brinda la oportunidad de tener un saludable intercambio de experiencias, nuevos aprendizajes, desafíos, emociones y gozar de comprensión.

La conexión humana también proporciona la motivación necesaria hacia la actividad y la participación. Realizar nuevas actividades con colegas, amigos o seres queridos, a menudo ayuda a desarrollar nuevos roles en la vida, y te brinda la oportunidad de sentirte apreciado, disfrutar, reír y divertirte.  Una red social presencial (no nos referimos a la digitales) puede ayudar a reducir el riesgo de demencia.

Mantener viva tu capacidad para comunicarte e interactuar con otros, es fundamental para generar conexiones fuertes.  Se ha demostrado que el aislamiento reduce tu salud general.

Tu capacidad para desarrollar continuamente relaciones y mantenerlas a lo largo de tu vida es una acción que promueve la salud a la vez que reduce el estrés.

Hábito saludable #9 – Medita, haz silencio y conecta con la naturaleza

La realidad es que hoy la mayor parte de las personas disponen de menos  tiempo para relajarse y procesar el entorno. El cerebro requiere tiempo para procesar la información más profundamente, a fin de obtener un mayor beneficio de las experiencias diarias.

Un estilo de vida acelerado puede causar estrés crónico y tener otros efectos negativos en la salud y bienestar.  Por ello es crucial elegir reducir las demandas que te impones para llevar realmente una vida más plena con menos estrés o ansiedad.

Photo by elCarito on Unsplash

Hay un nuevo campo de estudio denominado neuroteología que está mostrando la correlación neurofisiológica entre la oración, la espiritualidad y el sistema inmune.

A medida que aprendas más sobre el potencial de tus pensamientos positivos para influir en tu salud integral, te sentirás más motivado para integrar con más frecuencia estas prácticas en tu vida diaria.

Prueba con la meditación.  Una de las grandes ventajas en esta época es el contar con aplicaciones (Apps) que hacen esta tarea más fácil y amigable.

Si esto aún te resulta desafiante, prueba con darte un espacio de silencio.  Accede a algún lugar en el que puedas desconectarte de todos los aparatos tecnológicos, así como de las redes sociales.  Regálate esos minutos de silencio en los que escuches tu respiración o los sonidos de fondo que te ofrece ese lugar (genial si son sonidos propios de la naturaleza).

Otra manera de vincularte con esta sensación de paz es ponerte en contacto con la naturaleza, una caminata por la playa o por un sendero pueden contribuir con tu bienestar, capacidad de enfoque, concentración y serenidad.

Prueba con suplementos para el cerebro

Y aunque estos 9 hábitos saludables son excelentes opciones, no descartes que puedes ayudarte con suplementos para tu cerebro.

Están los suplementos cerebrales formulados por el Dr. Daniel G. Amen, un carismático y reconocido psiquiatra doblemente certificado, profesor y experto en salud cerebral que cree firmemente, que la salud del cerebro es fundamental para el éxito. Su trabajo está dedicado a ayudar a las personas a tener mejores cerebros y mejores vidas.

Tiene clínicas de salud en todo Estados Unidos y es considerado una eminencia en el tema.  Es un miembro distinguido de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría y, como pionero en imágenes de SPECT cerebral, introdujo una forma completamente nueva de ver el cerebro. Su investigación sobre imágenes cerebrales se ubicó en el puesto #19 de las 100 mejores de la historia de la ciencia en 2015 por Discover Magazine.

Todo esto lo faculta como una persona experta en la materia, que goza de gran credibilidad y que ha desarrollado con mucha responsabilidad una completa línea de suplementos para la salud de tu cerebro.

Como leí recientemente en un escrito, el cuerpo humano opera como una sinfonía, es altamente sinérgico.  Los diversos sistemas están interconectados y son interdependientes produciendo una armonía cuando logran trabajar bajo un mismo ritmo y melodía.

El cerebro podría ser el gran conductor de esta orquesta y requieres que funcione, de la mejor forma posible, para que pueda orquestar al resto de tareas y ayudarte a lograr esa vida plena, feliz y saludable que anhelas y que tanto te mereces.

Cuéntanos

Disfrutaste nuestra entrada 9 Hábitos Saludables que Ayudan a Mantener tu Cerebro en Forma.  ¿Qué opinas de estos hábitos?  Practicas ya alguno de ellos, ¿qué otras sugerencias nos puedes compartir desde tu experiencia?

Piensas que vale la pena trabajar en el cuidado y salud de tu cerebro y la prevención de enfermedades mentales o crees que es un factor más marcado por la genética.

Como siempre te recordamos que nos encantaría recibir tus comentarios y sugerencias.


Y por supuesto, si quieres suscríbete, comparte y reparte alegría y color.  Sharing is Caring.  Gracias por visitarnos.

Haz click en la frase Sí quiero mi regalo y suscríbete en A Colorful Day llenando la forma. Recibirás 2 lecciones de REGALO de nuestro programa Vive a Todo Color

Sí quiero mi regalo

Author

Write A Comment

Pin It