Aprende a Ser Feliz mientras Diseñas la Vida de tus Sueños

En una ocasión una coach de bienestar me dijo: “estás co-diseñando tu vida o administrando realidades.”  Y este sencillo comentario  me condujo a una profunda reflexión.



Gran parte de las personas piensan que viven la vida que les tocó vivir por lo que deben resignarse a su realidad actual y es natural, no elegiste dónde nacer y bajo cuáles condiciones, por ende, inicias desde una situación que luce controlada por factores externos a ti.

Sin embargo, tienes la posibilidad de transformar las circunstancias que te rodean, puedes co-diseñar la vida de tus sueños si tomas conciencia de todos los dones y poderes que te facultan para hacerlo.   Y lo más importante, puedes elegir ser feliz mientras la creas.

El punto con la felicidad es que muchos suelen percibirla como algo extremo una gran recompensa, pero si buscas el significado básico es un estado de grata satisfacción espiritual y física al que puedes llegar de muchas maneras a través de lo que haces de forma cotidiana.  Claro está, depende de que elijas que sea así.

ser feliz mientras
Photo by Kinga Cichewicz on Unsplash

Entonces, ¿cómo eliges vivir a partir de hoy? Te ves como el co-diseñador de tu vida, que la puedes conducir y guiar hacia un destino maravilloso o simplemente como un administrador de las realidades que se presentan y sobre las que sientes que no puedes hacer mucho para modificarlas.

Si escoges, como nosotros la primera opción, a continuación te compartimos algunas sugerencias que pueden ayudarte a co-diseñar (y decimos co porque creemos que existe un poder superior que tiene injerencia en muchas situaciones pero que respeta tu libre albedrío) la vida de tus sueños sin que, renuncies por ello, a ser feliz en el proceso.


Aprende a ser feliz


Define con claridad qué es lo que quieres

Toda acción se realiza con vistas a un fin, y parece natural suponer que las reglas de una acción deban tomar todo su carácter y color del fin al cual se subordinan. Cuando perseguimos un propósito, parece que un conocimiento claro y preciso del propósito sería lo primeramente necesario, en vez de lo último que hubiera de esperarse.

John Stuart Mill

Si no tienes claridad de propósito es posible que inviertas tiempo y esfuerzo en acciones que no conectan contigo, porque no están alineadas con lo que realmente deseas.

Sin conexión profunda con lo que haces día a día sentirás que llevas una vida vacía o carente de sentido.  Aunque las cosas no salgan como las visualizaste, el tener un propósito te brinda un norte, una sensación de dirección que alimenta el espíritu.

Toda persona requiere en el fondo de su corazón sentir que vive por una noble causa.  No tiene que tratarse de algo grande o complejo, simplemente es algo que eleva su alma y le brinda sentido a su existencia.

Otro riesgo de vivir sin propósito es que fácilmente invertirás una buena parte de tu vida en vivir los sueños ajenos, los diseños de otros.

¿Cuál sientes o percibes que es tu propósito en la vida? ¿cuál es tu razón de ser o ese legado que construyes cada día y por el que te gustaría ser recordado?  Estas son preguntas que te recomendamos responder.

Celebra lo que tienes mientras alcanzas lo que anhelas

Esto es lo que significa vivir en estado permanente de gratitudAprende a ser feliz mientras alcanzas aquello que más anhelas, celebrando todo lo que tienes aquí y ahora.

Por qué condicionar tu felicidad a un nuevo título profesional, a conseguir la pareja ideal, a tener ciertas posesiones materiales, a alcanzar acumular cierta cantidad de dinero en el banco, a generar una cifra de ingresos X.



Insistimos que tengas un propósito claro, pero no decimos que guardes tu estado de felicidad para cuando lo logres.  Al contrario, te invitamos a aprender a ser feliz mientras trabajas consistentemente en materializar la vida que has diseñado en tu imaginación.

Para esta práctica consciente y deliberada de la gratitud te recomendamos 3 cosas:

  1. Agradecer apenas te levantas. Que sea lo primero que haces al abrir los ojos empezando por lo esencial, dar gracias por poder despertar y mantener tu vida.
  2. Agradecer todos los eventos que se te presenten, incluso aquellos que etiquetas como negativos, desagradables o inconvenientes. Aun esas situaciones que te molestan tienen un fin en tu vida, enseñarte, fortalecerte, ayudarte a avanzar.  Tu tarea es descubrir el para qué de ello, de modo que puedas evolucionar.
  3. Agradecer antes de dormirte por todo aquello que se te obsequió durante el día (bueno o malo desde tu percepción) y agradecer de antemano por todo lo bueno que la vida te seguirá otorgando.

Conéctate con tus mejores vivencias, cada vez que lo requieras

Tu vida tiene periodos, etapas, momentos o instantes en los que experimentaste una profunda felicidad, un sentimiento de éxtasis o alegría.

Los científicos han comprobado que, si te reconectas con esas vivencias mediante tu imaginación, puedes revivir con gran fuerza muchas de las sensaciones originales liberando químicos que resultan estimulantes y positivos.

Tu cerebro no sabe distinguir si lo que visualizas es real o es algo que estás simplemente soñando, el solo emite sustancias como una respuesta a las sensaciones que recreas.

Consciente de esto tienes en tus manos el poder de generarte momentos que funcionen como estimulantes naturales de felicidad.

Te sugerimos definir tu top 5 o top 10 de momentos felices de tu vida y con ellos bien identificados dedica tiempo intencional cada día para reconectarte con alguno.

Este ejercicio mantendrá tu mente en estado positivo, feliz e incluso te ayudará a liberar químicos que generen en ti un efecto maravilloso.

Atesora más momentos que cosas

En conexión con el punto previo, si tus momentos de felicidad son un tesoro con efecto multiplicador invierte más en vivir experiencias memorables que en adquirir cosas.

aprende a ser feliz
Photo by Caju Gomes on Unsplash

Querer tener ciertas posesiones materiales para llevar una vida cómoda y holgada no es malo, pero cuando esto se transforma en una obsesión te aleja de la felicidad y la condiciona al hecho de conseguir o no estas cosas.

Múltiples investigaciones han revelado que las ondas cerebrales muestran un impacto elevado en tu ánimo al tener experiencias que te agradan como:  momentos de diversión con tu hijo o pareja, charlas amenas con los amigos, ser abrazado por alguien querido, ir a la playa, leer algo edificante, bailar… la lista puede ser interminable y va ligada además a lo que particularmente tú identificas como un momento de felicidad.

El punto es que, aunque una experiencia de vida sea más breve que lo que pueda durar un bien material, si la primera fue significativa para ti genera reacciones positivas en tu mente y cuerpo por mucho más tiempo, con solo recordarla, que la alegría (muchas veces efímera) que el adquirir algo material te provocó.

Vive y planifica tu semana y tu día de acuerdo con tu 80/20

Esta regla se aplica a muchos temas y en este caso nos referimos a detectar cuáles son esas actividades y relaciones a las que dedicas la mayor parte de tu tiempo y esfuerzo, pero te generan muy pocos resultados o impactos positivos en tu vida.

En contraste hay otras acciones, relaciones a las que dedicas menos tiempo sin embargo te brindan ganancias con creces.



Cuando hablamos de ganancias no lo vemos solo en términos económicos sino en la parte emocional.

Qué relaciones te conviene seguir cultivando y cuidando (incluyendo la relación contigo mismo) y cuáles definitivamente debes poner a raya o dosificar.  Qué esfuerzos o acciones son las que te están ofreciendo en este momento de tu vida mayor satisfacción y recompensas.

A veces dedicas mucho tiempo y esfuerzo a cosas  personas que aportan muy bajo valor (físico, financiero o emocional) a tu vida y dejas de lado aquellas que te mantienen feliz.  Identifica con claridad tu 80/20.

Descansa y visualiza

Un campo que descansa da una cosecha magnífica.   Ovidio

La vida hoy va a tal velocidad que te acostumbras a llevar un ritmo vertiginoso y a veces es necesario bajar las revoluciones para obtener perspectiva, antes de continuar.

Así como puedes sentir felicidad al alcanzar tus resultados o al ejecutar las acciones que te llevan hacia dichos logros, también la puedes encontrar en la pausa, en los momentos de paz y reflexión.

ser feliz mientras
Photo by Astrit Malsija on Unsplash

Si tu descanso es insuficiente afectas tu rendimiento físico, mental y emocional.

Invierte también tiempo en visualizar.  De hecho, puedes mezclar esto con el descanso ya que la visualización puede funcionar muy bien para relajar tu mente.

La mente procesa todo con imágenes, aprovecha esas imágenes para descansar o diseñar algunas situaciones que te gustaría traer a tu realidad.

Si buscas descansar o relajarte:

  1. Ponte en una posición cómoda, con ropa holgada
  2. Cierra los ojos
  3. Respira lentamente
  4. Imagina un paisaje o lugar de descanso que te guste
  5. Revive en tu mente los colores, los olores, sonidos (o silencio), texturas y todo lo que hace que ese lugar sea tu santuario o sitio preferido para descansar.

Disfruta todas las sensaciones placenteras que surgen con esta imagen.  Hacer esto durante algunos minutos te ayudará a relajarte.  Si en alguna ocasión estás estresada vuelves a traer a tu mente esta imagen, con seguridad te ayudará a conectar con algo de paz.

Si quieres aprovechar las visualizaciones para crear una vida maravillosa

Repite los pasos 1 al 4 de la sección previa, solo que en vez de permanecer en ese lugar en el que sientes paz, al llegar allí y experimentar relajación, piensa que te encuentras con un camino agradable y que a medida que avanzas en él te sientes más confiado y seguro.  La vista alrededor te transmite alegría y entusiasmo.

Aprovecha esas emociones y luego de unos cuantos pasos imagina que accedes a un nuevo escenario en el que te encuentras en una situación que quisieras que se manifieste en tu vida y en la que todo sale tal y como te gustaría.  Mantén esas imágenes en tu mente al menos por 20 segundos o más.

La visualización intencional diaria de aquello que quieres para tu vida te ayudará a materializarlo y concretarlo de forma más rápida pues aquí estás aplicando la ley de la atracción.

Cuéntanos

Disfrutaste nuestra entrada Aprende a ser feliz mientras diseñas la vida que quieres.  ¿Qué opinas de estas recomendaciones?, ¿has probado alguna?

como siempre te recordamos que nos encantaría recibir tus comentarios y sugerencias.

Y por supuesto, si quieres suscríbete, comparte y reparte alegría y color.  Sharing is Caring.  Gracias por visitarnos.


Haz click en la frase Sí quiero mi regalo y suscríbete en A Colorful Day llenando la forma. Recibirás 2 lecciones de REGALO de nuestro programa Vive a Todo Color

Sí quiero mi regalo

Author

Write A Comment

Pin It