En esta ocasión compartimos una serie de poderosas afirmaciones de la tan mencionada ley de atracción.  Sin embargo, antes de empezar con la lista queremos ofrecerte algunos detalles adicionales sobre esto tópico.  Esperamos satisfacer tu curiosidad.

En este sitio creemos en el poder de las afirmaciones como una vía para reconfigurar tus pensamientos, algo así como ayudar a tu mente a resetearse y transformar de forma gradual muchas de tus antiguas creencias personales limitantes en ideas empoderadoras.

La infalible provisión de Dios llena mi mente y mis asuntos.

De dónde sale toda esta idea de la ley de atracción

Muchos escucharon hablar de este tema en 2006 cuando Rhonda Byrne presentó el libro y el video El Secreto, sin embargo según muchas personas que han investigado más a fondo la fuerza de la atracción del pensamiento, es una ley que  se origina desde tiempos muy antiguos y este best seller, endosado además por muchas personalidades, lo que hizo fue catapultar su popularidad.

Bien lo dijo Buda hace miles de años

Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado.

Algunos vinculan este concepto a las leyes que presentó Hermes Trimegisto en su libro El Kybalion. Hay de hecho 2 leyes que resaltan:

  1. Principio de Mentalismo. El todo es mente, el universo es mental.
  2. Principio de Correspondencia. Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba.

El primer principio establece que el universo es una creación mental, por ende tus pensamientos tienen el poder de generar tu realidad, definen, marcan, establecen lo que va a ser creado por ti.

El segundo lo relacionan con el hecho de que la mente está en la parte superior del cuerpo, y lo que se genere allí, será replicado abajo en la tierra, en la realidad.

Tus pensamientos crean tu realidad. Dicho de otra forma, tu mundo interno, crea tu mundo externo.

En resumen, qué es la ley de atracción

En palabras sencillas, esta ley afirma que eres un imán viviente por ende atraes a tu vida, personas, situaciones o eventos que estén en armonía con tu frecuencia vibratoria.  Esta vibración se forma con tus pensamientos y tus sentimientos dominantes.

Por eso no funciona solo pensar en algo que anhelas sino que debes unir ese pensamiento constante y enfocado con emociones que lo materialicen.  El detalle clave detrás de esta idea es que puedes atraer cosas que quieres pero también aquellas que no quieres.

Por ejemplo, cuando piensas en algo que te molesta o asusta te conectas de inmediato con emociones incómodas como el miedo, la ansiedad, la rabia.  Esos pensamientos unidos a estas emociones fuertes pero de baja vibración tienen fuerza creadora.

En esta ecuación no puedes dejar por fuera el papel que juegan las emociones. Las emociones activan tus pensamientos más frecuentes y fuertes y los materializan o proyectan desde tu mundo interior al exterior.

Para simplificar estas ideas, puedes imaginar que tus pensamientos son magnetos que una vez emitidos por ti y acompañados de una respectiva emoción, tienen el poder de salir al mundo y atraer las sustancias que les corresponden.

La Ley de atracción cómo funciona

Los seres humanos son energía y como tal emiten vibraciones.  Digamos que piensas en algo que te gustaría lograr, sueñas despierto de forma constante con ello, lo imaginas, lo ves con claridad en tu mente y cada vez que haces esto sientes un entusiasmo y una alegría interior.  En este ejemplo notas que hay claridad de pensamientos unida a emociones positivas fuertes.

ley de atracción
Photy by Nadi Whatisdelirium on Unsplash

Según la ley de la atracción cuando esto sucede comienzan a gestarse, casi como por arte de magia, circunstancias que te acercan más y más a esa meta pensada.  Puede que parezcan coincidencias, pero es esta ley actuando a tu favor.

Por el contrario, digamos que piensas en un evento que te desagrada y al hacerlo experimentas miedo o ansiedad.  Aunque no te guste, en esta ocasión también estás vibrando  solo que en otro tipo de frecuencia pero, de acuerdo con la ley de atracción si hay un pensamiento enfocado y una emoción fuerte inicias la co-creación de algo en tu vida.

Es importante por ello, que empieces por cuidar lo que piensas.

Qué puedo hacer con los pensamientos negativos

El doctor Wayne Dyer daba un consejo muy efectivo, no luches contra ellos transfórmalos hacia su versión positiva, de manera que le des un giro a lo que piensas y de paso a lo que sientes.


Nota: en la sección que viene a continuación hay 2 enlaces de afiliados de unos autores que me encantan y que menciono en esta parte. Si realizas alguna acción de compra después de hacer clic en alguno de estos enlaces, ganaría una comisión que me ayudará a seguir mejorando este sitio y creando contenido de valor.


Toma en cuenta que si algo que piensas o te sucede te hace sentir mal, en ese momento puedes estar creando eventos indeseados para tu futuro y viceversa.

Tu principal tarea, si manejas esta información es:

  • cuidar lo que piensas,
  • asegurarte de darle un giro positivo a aquellos pensamientos negativos que te generan algún malestar
  • y buscar, por todos los medios posibles, disfrutar y tomar lo mejor de cualquier circunstancia que vivas ya que entre más positiva y alta mantienes tu frecuencia vibratoria, más posibilidades tienes de atraer lo que más quieres.

Esther Hicks, oradora, reconocida por sus libros y las «Enseñanzas de Abraham» lo dice:  mientras vas eligiendo tus pensamientos, tus emociones son tu guía.  Según ella si hay algo con lo que te sientes bien y fluyes allí vas por buen camino. pero si hay algo hacia lo que tienes cierto grado de resistencia hay alguna emoción no positiva afectándote y debes verla como una alerta de que tal vez no es la decisión más conveniente.  Ella recomienda que procures elegir el camino de menor resistencia para ti.

Tal vez en este momento digas «y si ya estoy allí en esa situación que no me gusta qué hago».  Piensa en lo que realmente te gustaría y mira cómo, desde donde estás actualmente, te puedes comenzar a mover hacia allá.

Importante en este punto evitar quejarte por tu realidad actual, recuerda que si te enfocas en la queja, terminarás atrayendo más motivos para quejarte. 

Encuentra algo que puedas agradecer o aprender de esta situación, aunque la sientas desagradable y busca cómo dar pasos, aunque sea pequeños, pero continuos hacia tu real objetivo, aquello que con solo pensarlo te inspira alegría, ilusión o entusiasmo.

En el momento en el que logras conectarte con la felicidad, el amor, el entusiasmo o afines, tienes más posibilidades de co-crear aquello que verdaderamente quieres.

Cómo aplicar la ley de atracción en tu vida o cómo usar el poder de la ley de atracción

  1. Aprender a pasarla lo mejor posible en cualquier situación, tomar la lección, la fortaleza que desarrollaste, la persona que conociste y seguir.
  2. En vez de dedicar energía o enfoque hacia lo malo que te sucedió, la queja o el lamento, dedica esa energía a soñar despierto con lo que quieres que sea tu vida y mientras lo visualizas, conéctate con emociones agradables.  Por ejemplo, si quieres emprender imagina cómo te ves emprendiendo, tu espacio de trabajo, tus  clientes, tus resultados  y la alegría o las emociones que te produce estar ya en ese rol.
  3. Fortalece tu mentalidad positiva.  Si te asedia un pensamiento negativo utiliza la fórmula del Dr. Dyer e imagina que te sucede justo lo contrario, es decir llévalo hacia el lado positivo.  También puedes escribir estos pensamientos y evaluar si son reales o son solo una manifestación de tus miedos, esto suele quitarles poder.
  4. Júntate más con personas entusiastas que ven más oportunidades que crisis o que saben encontrar, hasta en los desafíos, una forma de crecer y superarse.  La ley de atracción también te acerca a personas que se alinean con tu vibración, así que si estás rodeada de mucha gente que consideras negativa o tóxica, ojo con las vibraciones que estás emitiendo.  Tienes de todas formas la posibilidad de darle un giro a esto y procurar intencionalmente la compañía de personas que te resulten refrescantes, divertidas y edificantes.
  5. Dedica tiempo a diario a soñar despierto.  Haz esto parte de tu ritual matutino al igual que antes de acostarte.  Piensa y qué pasaría si logro esto que quiero… guía tu imaginación hacia lo que te gustaría y déjate llevar por la fuerza de tus sueños.
  6. Practica la gratitud.  Agradecer de forma diaria te permite conectarte con aquello que tienes, con tus privilegios, tus bendiciones, lo bueno que ya tienes y que a veces das por sentado.  Esto te conecta con tu abundancia, te ayuda a reconocer que ya hay cosas buenas y abundancia en tu vida.
  7. Repite afirmaciones.  Llegamos al punto medular de esta entrada.  Las afirmaciones bien formuladas, pueden ser poderosísimas.  Repítelas a diario.  Desprogramar años de creencias limitantes que te has dicho o te dijeron miles de veces lleva tiempo.

Si eres constante con tus afirmaciones  y te conectas a sentimientos agradables mientras las dices es una combinación que te dará fabulosos resultados. 

No las repitas si no resuenan contigo o sientes que no aplican para ti o en ese momento te sientes triste o deprimido.  Hazlas en un momento en el que te puedas conectar a ellas con entusiasmo.

Ley de Atracción afirmaciones

1

Gracias por toda la abundancia que hay en el universo, por disfrutarla hoy, abundancia de amor, dinero y salud.