Conocerte a ti mismo, lo mejor posible, y responder a la pregunta ¿quién soy yo? debería ser una de las más importantes y nobles tareas que puedes realizar a lo largo de tu vida. Sin embargo, pareciera que en nuestra cultura occidental mirar hacia afuera, hacia los otros o hacia el éxito y otros factores externos, en vez de dar una honesta y profunda mirada hacia adentro es más común.

¡Listo para Pinear!
Ejercicios de autoconocimiento

Qué es el autoconocimiento

Desde la perspectiva de la psicología el autoconocimiento es «información real y genuina que uno posee sobre uno mismo” según Morin & Racy, 2021. Esto incluye información sobre una amplia selección de variables como: tu estado emocional, rasgos de personalidad, relaciones, patrones de comportamiento, opiniones, creencias, valores, necesidades, metas, preferencias e identidad social.

El autoconocimiento involucra procesos de autorreflexión e introspección, sin embargo estos no constituyen la única fuente para conocerte mejor.

El conocerte muy bien es esencial para que tengas un funcionamiento saludable. Y piénsalo, es lógico, en la medida que te conoces mejor a ti mismo erez capaz de tomar decisiones más efectivas y en línea con tu realidad. Esto úlitmo, mejora tu capacidad para vivir una vida coherente y satisfactoria.

Conocerte a ti mismo también te permite comprender tus motivaciones y miedos básicos, gestionar mejor tus emociones y entender mejor cómo definir tu plan de desarrollo personal.

Cómo gano autoconocimiento

Cuando escuchas esta palabra tal vez lo primero que viene a tu mente es reflexión, introspección, observación de ti mismo. Decía una coach que conozco, es como «pelar una cebolla», cuanto más capas quitas más descubres dentro.

Una vía para mejorar tu autoconocimiento es mediante preguntas y la práctica de algunas actividades que te van ayudando a descubrir en un nivel básico quién eres y qué es lo que quieres o esperas de la vida. También pueden ayudarte a comprender tus motivaciones, necesidades y deseos, así como tus fortalezas y debilidades.

Volverte más consciente de ti mismo y quién eres, te permite descubrir patrones de pensamiento tanto constructivos como destructivos y hábitos poco saludables.

Prácticas para mejorar tu autoconocimiento

Lleva un diario personal

Crea un registro continuo de tus pensamientos, sentimientos y eventos de vida. Si te preguntas ¿para qué sirve esto?, es para que puedas mirar en retrospectiva hacia eventos importantes de tu vida y redescubrir cómo te sentiste en ese momento.

Esto te permite que diferentes sucesos, ante todo aquellos que hayan activado tu emocionalidad, los puedas aprovechar como experiencias de aprendizaje. Tendrás mayor conciencia de cómo cambias tu respuesta ante ciertas situaciones, a medida que creces, maduras y experimentas nuevas pruebas o tribulaciones.

Anota lo primero que viene a tu mente apenas te despiertas

Esta es una actividad de autoconciencia y autoconocimiento. Sigo a una coach de bienestar que trabaja mucho con la escritura terapéutica y ella sugiere que tengas a mano junto a tu cama, un cuaderno de notas para que apenas te despiertas anotes lo primero que llegue a tu mente.

No hay una cantidad específica de líneas o palabras que debas escribir, solo fluye y déjate llevar por lo que sientas en ese momento. Luego coloca la fecha y si es posible, la hora.

Esto te ayudará a despejar tu mente y a reconocer las ideas o los temas que están en tu top of mind y que quizás te convenga abordar ese día.

Hay muchos diarios creativos que promueven también el que realices estos ejercicios de escritura matutina.

Define tu manifiesto personal

Un manifiesto personal describe tus valores y creencias fundamentales, las ideas y prioridades específicas que son clave para ti y cómo planeas vivir tu vida. Se puede decir que se convierte en una declaración de principios personales y un llamado a la acción.

Te puede ayudar a enmarcar tu vida, orientarte en la dirección de tus metas y actuar como una herramienta para recordarte tus principales intereses.

Y aquí comenzamos con algunas de las preguntas, las que te pueden ayudar a definir tu manifiesto. ¿Cómo quieres vivir tu vida?, ¿cómo te quieres definir a ti mismo?, ¿cuáles son tus creencias más fuertes? ¿Con qué valores o principios te identificas más?

Un manifiesto personal puede ser una herramienta poderosa de vida. Consulta tu manifiesto personal con frecuencia. Te dejamos como referencia la pagína en la que está el manifiesto de A Colorful Day.

Registra o graba el 1,2,3 ante un suceso incómodo

¿A qué se refiere esto? A que luego de vivir algún evento que consideres adverso registres de forma escrita u oral (grabación de voz) cuál fue el evento, cómo te sentiste y actuaste y cuáles fueron las consecuencias inmediatas o cuáles podrían ser a futuro.

Esta es una forma útil de reflexionar y descubrir tus creencias después de que ocurre un incidente desagradable en tu vida.

1 – Evento activador que desencadena tu diálogo interno y malestar.
2 – Sentimientos o emociones experimentadas; describe cómo actuaste.
3 – Consecuencias inmediatas o a futuro.

Hacer esto puede ayudarte a comprender cómo respondes al estrés y a los desafíos cotidianos en general. Si bien muchas personas pueden experimentar el mismo evento adverso activador, sus procesos de pensamiento al respecto pueden tener un gran impacto en sus vidas en el futuro.

Esta práctica te puede ayudar a reconocer tus pensamientos automáticos cuando estás molesta o enojada y tener la opción de transformar esos pensamientos hacia un enfoque más positivo o encontrar alternativas para resolver problemas sin engacharte con el drama.

Cuéntate tu historia

¿Cómo te contarías la historia de tu vida? ¿Cómo sería tu autobiografía? Ya sea que lo escribas o lo grabes a través de un video o audio es un ejercicio que te puede brindar valiosoa información sobre tus perspectivas.

La manera en la que ves o interpretas tu vida moldea tu personalidad y muchas de tus conductas, por lo que trazar un mapa de la tuya puede ayudarte a realizar algunos cambios positivos para el futuro.

Redacta tu lista de deseos

Tener una lista de deseos te ayudará a identificar objetivos personales y profesionales y eso proporciona mucha información sobre ti y tus motivaciones.

Muchas veces la rutina se apropia de tus días y nubla tu visión hacia tus metas y deseos a largo plazo. Tu lista de deseos te ayudará a mantenerte enfocado para que des al menos pasos de bebé cada día a fin de efectuar al menos una pequeña tarea que te conduzca a lograr lo que incluiste en la lista.

Y ahora vamos con las 33 preguntas para mejorar tu autoconocimiento

Estas 33 son solo una pequeña muestra de las muchas preguntas que te puedes hacer a ti mismo para ir «pelando la cebolla», hasta llegar al núcleo o el corazón de quién eres, quién es ese maravilloso ser humano que a veces se esconde detrás de excusas, de miedos, de dramas.

  1. ¿Quién soy yo?
  2. ¿Cómo puedo describirme en un tuit a mi mismo o cuál sería mi discurso de elevador (elevator pitch) para describirme? ?
  3. ¿Qué es lo que más me gusta hacer?
  4. ¿Cuáles son los 5 a 10 valores o principios centrales en mi vida?
  5. ¿De cuáles logros, recientes o pasados, me siento más orgulloso?
  6. Del 1 al 10, ¿cuánto me amo a mi misma?
  7. Si me quedara un año de vida, ¿qué eligiría hacer en ese tiempo, a qué le daría prioridad?
  8. Y si solo me quedara un día de vida, ¿qué elecciones haría, qué priorizaría?
  9. ¿Cuáles son los mayores aprendizajes que he tenido en mi vida? Mi lista de los Top 10.
  10. ¿Qué mensaje me daría hoy a mi «yo» adolescente?
  11. ¿Cuáles considero son mis mayores fortalezas (enumera al menos 6) y cuáles mis mayores áreas de oportunidad de mejora?
  12. ¿Cuáles son mis relaciones 80/20, esas pocas relaciones personales que me dan la mayor satisfacción y alegría?
  13. ¿A cuáles de esas relaciones le estoy dedicando tiempo de calidad cada semana?
  14. ¿Cuáles son en este momento mis mayores metas, objetivos, sueños?
  15. ¿Qué me está deteniendo o qué está evitando que logre esas metas, objetivos o sueños descritos previamente?
  16. ¿Qué quiero lograr de aquí a un año? y de aquí a 5 años…
  17. Si ganara o recibiera 1 millón de dólares, ¿qué haría con este dinero?
  18. ¿A qué es lo que más le temo, mi mayor miedo?
  19. ¿Qué hábitos que practico percibo que me alejan de aquello que quiero?
  20. ¿Qué hábitos que practico me ayudan a avanzar y prosperar?
  21. ¿Qué hábitos me gustaría cultivar?
  22. ¿En dónde vivo actualmente, en el pasado, en el presente o en el futuro? Es decir, paso mucho tiempo recordando y rumiando sucesos previos; vivo ansioso imaginando escenarios futuros y planificando sin parar o disfruto mi aquí y ahora.
  23. ¿Cuál creo es el propósito de mi vida, mi misión?
  24. ¿En qué momento del día y/o de mi semana me siento más inspirada, recargada y motivada?
  25. ¿Qué haría que mi vida fuera más significativa? Piensa en algo que pudieras hacer a partir de hoy.
  26. ¿Quiénes son esas 3 o 6 personas con las que me gustaría compartir más tiempo a partir de ahora?
  27. Realmente amo lo que estoy haciendo actualmente a nivel profesional… Si mi respuesta es negativa, ¿cuál sería mi trabajo o rol profesional ideal?
  28. ¿Qué creencias limitantes detecto que me frenan o impiden mi avance?
  29. ¿De qué me suelo quejar con frecuencia?, o ¿qué critico con frecuencia? Responder esto me arroja alguna información de valor, algo sobre lo que requiero reflexionar.
  30. ¿Qué es lo que más me gusta y admiro de mí?
  31. ¿Qué me ayuda a recargar mi batería cada día?
  32. ¿Cómo me siento actualmente en relación a mi vida?
  33. ¿Qué puedo hacer a partir de hoy para amarme más cada día? Haz al menos 1 compromiso contigo.
¡Listo para Pinear!
33 preguntas y ejercicios de autoconocimiento

Solicita retroalimentación a personas cercanas de confianza

Todos tenemos puntos ciegos y sesgos generados por nuestras creencias, por eso aunque el autoconocimiento es una tarea personal también se vale que solicites algo de ayuda externa.

Una vez realices tu propia mezcla de prácticas y respondas a las preguntas para conectar contigo y conocerte mejor, puede ser valioso que le pidas a personas que consideras cercanas a ti y que te conocen que te brinden retroalimientación sobre diferentes aspectos.

Puede ser en relación a tus fortalezas, lo que admiran de ti, lo que menos les gusta de ti o lo que consideran tus áreas de mejora. Dependiendo de quiénes sean estas personas tienes la opción de solicitarles algún consejo u otra retroalimientación que consideren de valor.

Cuéntanos

Disfrutaste nuestra entrada 33 Preguntas y Prácticas para mejorar tu Autoconocimiento.  Qué tan bien te conoces y qué otras actividades, prácticas y preguntas añadirías.   Nos encantaría recibir tus comentarios, anécdotas y sugerencias. 

Y por supuesto, si quieres suscríbete, comparte y reparte alegría y color.  Sharing is Caring.  Gracias por visitarnos.

Author

Publicista y mercadóloga de profesión, Facilitadora y Consultora por vocación, bloguera de corazón, esposa y madre por elección consciente y feliz, enamorada de la vida.

Write A Comment

Pin It
309