Si de algo puedes estar seguro, es que una persona admirada debido a sus cualidades, su carácter o su vida equilibrada y alineada con principios efectivos no es el resultado del azar, sino la consecuencia natural de un esquema mental de abundancia, pensamientos positivos, disciplina, aprendizaje constante, consistentes esfuerzos y muchos viajes fuera de los límites de su zona de confort.

En pocas palabras es una persona comprometida con su mejora continua y su superación personal.

Tu gran oportunidad puede ser justo donde te encuentras ahora.  – Napoleon Hill

Superarte implica un proceso de transformación integral que abarca tus 4 cuerpos.  Desde tus pensamientos, que son la semilla de tus acciones, hábitos y actitudes más frecuentes; tu estado físico, mental, tu superación emocional,  tus relaciones, tu bienestar financiero y hasta la parte espiritual.

En algunos casos el deseo de superación surge de una gran necesidad, crisis o punto de inflexión.  Sin embargo, y esta es una buena noticia, un evento difícil no tiene que ser siempre el origen o la motivación.  Puedes decidir hoy que vas a trabajar cada día en tu desarrollo personal, establecer metas a corto y mediano plazo y dar seguimiento a estos compromisos para verificar si hay o no mejoras significativas.

Te conviene ingresar en una espiral ascendente de superación

Creo que no hace falta que enumeremos todos los beneficios que puedes obtener si trabajas en tu mejora continua.  En lo que sí queremos apoyarte es en brindarte algunos consejos prácticos para que puedas establecer tu propio plan de superación personal.

Aquí no hay fórmulas mágicas, ni varitas que te ayuden o allanen el camino, pero gracias a internet sí cuentas con muchos recursos que podrán servirte de soporte para trabajar en el más noble de los propósitos, ser hoy mejor que ayer y medir los avances para continuar motivado hacia el siguiente día.

El calentamiento

Así como cuando vas a ejercitarte conviene que hagas unos ejercicios de calentamiento para preparar a tu cuerpo, evitar lastimarte y conseguir un buen rendimiento, así es crucial que antes de definir un plan de superación personal realices una acción previa.

Se trata de responder a conciencia estas preguntas:

¿Por qué me conviene a mí (incluye aquí tu nombre) comprometerme con mi desarrollo? ¿qué ganaría yo al hacerlo o cuál sería mi gran ganancia?

Procura enunciar ganancias prácticas, por ejemplo: si logro esto puedo aspirar a una nueva posición profesional, a generar más ingresos, me permitiría empezar mi emprendemiento, o tal vez establecer una mejor relación con una persona etc.  Todo va a depender del área que tú específicamente vayas a trabajar como parte de tu plan de superación personal.

¿Cómo me siento con lo que he logrado en mi vida hasta ahora?

Aquí sé muy honesto y transparente contigo.  Crea tu escala, por ejemplo, del 1 al 10 donde 10 es increíblemente satisfecho y feliz, autorrealizado, y 1 es altamente insatisfecho.  Qué número define mejor el cómo te sientes con tu vida en general.

Recuerda considerar las 4 dimensiones básicas.  Lo más recomendable es ponerte un número para cada una y sacar tu promedio.

¿Qué quiero obtener al trabajar en mi superación personal?

Enuncia resultados específicos que te gustaría lograr de un plan de mejora continua y superación de vida.  Por ejemplo:  poder comunicarme más efectivamente con las personas que amo; presentar y vender mis ideas; una promoción profesional; ser tomado en cuenta para x proyecto.

Aunque se relaciona con las preguntas del punto 1 el enfoque es diferente.  Ya no se centra en los beneficios de tu plan de desarrollo personal sino en qué definas con precisión qué es lo que tú quieres obtener.  Tal vez es filtrar de esos beneficios o ganancias que mencionaste en la primera pregunta, qué es lo que tú quieres lograr por encima de lo demás.

Con este calentamiento lo que vas a ganar es: claridad para definir qué es lo que quieres obtener; conectar con tu motivación intrínseca, es decir por qué vale la pena que hagas esto y cumplirlo a pesar de los obstáculos que puedan presentarse; y tendrás también un punto de partida general sobre en dónde sientes que estás, para definir a qué nivel te gustaría llegar.


Ahora sí, los tips para tu superación personal


#1 Realiza tu evaluación de Fortalezas y Debilidades

Tus actuales circunstancias no determinan donde puedes ir; se limitan a determinar por dónde empezar. Nido Qubein

Conoces el clásico FODA.  El foda no es más que una herramienta analítica que se utiliza en los negocios solo que ahora le darás aplicación personal, al menos de manera parcial.  Se denomina así por sus siglas, Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas.

Crecimiento personal y autoayuda
Photo by Christopher Campbell on Unsplash

En el caso de las Fortalezas y Debilidades ambas son influenciables por ti.   La primera se refiere a todo lo que te hace fuerte, tus talentos, habilidades, dones.  Toda la capacidad instalada que hay en ti ya sea innata o desarrollada.

Tus debilidades son tus áreas de oportunidad de mejora, aquello en lo que eres o te sientes menos competente, por decirlo de algún modo.

Tener claro esto te permite saber en qué te puedes apalancar, porque eres muy bueno en ello y en qué áreas requieres hacer mejoras graduales.  Estás claro que no te conviene empezar vendiéndote por tus puntos débiles.

Con esto establecido puedes definir si basarás tu plan de superación personal en potenciar aún más tus áreas de fortaleza o elevar gradualmente algunas de tus debilidades.

Define 1 a 2 áreas en las que quieras enfocarte y trabajar en los próximos 3 meses.

#2 Elige mentores y define las cualidades que admiras de ellos

Un mentor es un guía, un modelo o maestro.  Puedes elegir mentores entre las personas que conoces y si tienes confianza con ellos coméntales que te gustaría que apoyaran tu proceso de crecimiento personal.  Les dejas saber qué quieres lograr y cómo ellos podrían ayudarte.

De paso analiza, por qué los escoges como mentores.  Qué cualidades poseen ellos que admiras mucho y que te gustaría imitar.

Desarrollo personal y plan de superación personal
Photo by Alex Perez on Unsplash

Haz una lista de esas cualidades y si resulta muy larga redúcela a 5, es decir escoge las 5 que más importancia tienen para ti.  El siguiente paso es autoevaluarte contra cada una de estas cualidades.

Si no tienes mentores entre tus conocidos los puedes elegir entre personas que admiras.  Busca en internet sus videos, artículos, ponencias, podcasts.  De allí puedes extraer su lista de atributos y escuchar de primera mano los tips y sugerencias que ellos ofrecen.  Incluso pueden ser personas que ya no estén vivas pero cuyo legado, principios y ejemplos siguen vigentes.

#3 Rodéate de personas que tengan esas cualidades que admiras

Si buscas ser más responsable únete con gente responsable; o si aspiras a ser más audaz, júntate con personas audaces.  Así también puedes tener de primera mano ejemplos constantes de estas cualidades.

Busca conocer un poco más las historias de estas personas y cómo llegaron a ser así, esto te puede ayudar a establecer un camino para que tú también desarrolles atributos similares.

#4 Cuida a diario lo que piensas

Tu mente siempre te recuerda lo malo, lo difícil, lo negativo. Recuérdale tú a ella tu grandeza, tu pasión y tu fortaleza.  Jorge Álvarez Camacho

Empezamos diciendo que la superación personal implica una transformación integral que parte desde tus pensamientos.  Ellos son la semilla de todo tu esquema de comportamiento.