7 Efectivas Formas de Amarte a ti Mismo (Guía para Amarte más cada día)

No puedes dar lo que no tienes, es una frase que seguramente has escuchado y que encierra una gran verdad, das mejor aquello que posees y usualmente en abudancia.  Por ende, si quieres dar amor a otros es importante que el amor esté dentro de ti y que la primera persona objeto de tu afecto seas tu mismo.



La vida es un fino balance.  Tampoco se trata de caer en algún tipo de narcisismo pero sí entender que el origen del amor hacia otros eres tú mismo. En la medida que te cuidas, te aprecias y te amas desarrollas lo necesario para replicar esto hacia los demás.

El detalle con esto es que amarte a ti mismo parece no ser la tarea #1 de muchas personas, más bien es una de las últimas.  De alguna manera te enseñaron a entender ese amor hacia ti como una forma de egoísmo.   En mucha gente ha calado esta idea de que primero hay que amar al resto del mundo para luego, en última instancia, profesarse amor hacia ellos.

Aquí enunciamos una guía de prácticas que puedes llevar a cabo para incrementar el amor hacia ti mismo.

#1 Regálate diariamente una generosa dosis de cumplidos

Empieza por la persona que ves en el espejo.  Enfócate en encontrar cosas que te gusten de ti en vez de mirar primero aquello que menos te gusta.  Si te cuesta encontrar algo positivo en el plano físico, busca en la parte emocional o conductual.  Qué aspectos de ti consideras positivos, cuáles son esas cualidades de las que puedes sentirte orgullosa, o esas actitudes que muchos aprecian y valoran.

Photo by Brigitte Tohm on Unsplash

Felicítate por todo lo bueno que tienes, por tus aportes en diferentes roles, por las personas a las que ayudas, por los aciertos que has tenido, por las buenas decisiones que has tomado.

Haz esta afirmación (mentalmente o en voz alta): (tu nombre) te felicito por lo que has logrado hasta ahora, te amo y te acepto tal y como eres.

#2 Evita las comparaciones y la autocrítica

Está muy bien que reflexiones y evalúes lo que haces para ir mejorando, sin embargo no te quedes varado en la autocrítica y mucho menos entres en el terreno de las comparaciones.

Las comparaciones muchas veces suelen ser injustas y si las haces en un momento en el que te sientes decepcionado, triste o mal contigo mismo con seguridad vas a magnificar todo lo grandioso de los otros en la misma medida que lo haces con tus fallas.  Por el contrario, minimizarás lo bueno que hay en ti.

amarte a ti mismo
Photo by Bart LaRue on Unsplash

Aunque compararte con ciertos estándares te puede motivar a mejorar, las mejores comparaciones son las que haces contra ti mismo.  Cómo puedes hacer en menos tiempo esta actividad que hiciste la semana pasada, cómo puedes obtener más clientes que el trimestre pasado; cómo puedes elevar los ingresos que obtuviste el mes previo, por ejemplo.

El dejar de hacer esto como una práctica que menoscaba tu autoestima y confianza y comenzar a darte más ánimo y cumplidos es una gran manera de amarte a ti mismo.

#3 Escucha a tu cuerpo

Tu cuerpo es una parte importante de ti como un todo.  Es sabio y la ciencia ha ido demostrando que las afecciones emocionales son muchas veces el origen de los malestares físicos.

Con lo anterior en mente, considera que algunos síntomas, dolores, molestias o incómodas manifestaciones físicas son las formas en la que el cuerpo te comunica que hay algo en el plano emocional a lo que debes prestar atención.



Si te amas es vital que escuches a tu cuerpo, procures entender qué te está comunicando, le prestes atención y busques la manera de sanar esa molestia en vez de ignorarla o luchar contra ella.  Si amas a alguien una manera de mostrar tu respeto y amor es escuchándolo.  Entonces haz lo propio con tu cuerpo.

Si hay alguna dolencia que tengas en este momento, haz un alto y conéctate con esa parte del cuerpo.  Piensa desde cuándo se manifestó; qué la pudo desencadenar; en qué momentos o situaciones se acentúa más o por el contrario, cuándo se apacigua el malestar; qué has hecho para ayudarte a sanar o qué podrías comenzar a hacer (o dejar de hacer) para mejorar.

#4 Se paciente contigo mismo

Aprende a tener paciencia contigo mismo.  Piensa cómo actuarías si una persona querida o un amigo están intentando algo nuevo y no parecen tener una habilidad innata para ello.  Lo usual es que te armes de mucha paciencia, los alientes y ayudes a ir mejorando, recordándoles que están ante un proceso.

Aplica esa misma amabilidad y amor contigo mismo.  Si estás empezando a cambiar algo, ten en cuenta que las cosas no siempre resultan bien al primer intento.  Date la oportunidad de mejorar tu desempeño o adaptarte al cambio sin insultos o reclamos.

Photo by Tyler Nix on Unsplash

Utiliza el concepto de todavía que bien explica la Dra. Carol Dweck en su libro Mindset.  Si algo no te sale bien te puedes decir  qe todavía no lo logras pero que con práctica puedes superarlo.

#5 Practica la gratitud a diario y agradece todo lo que ya tienes

Si puedes agradecer a diario significa que tienes bendiciones en tu vida.  Reconoces también que estás rodeado de abundancia y que de alguna manera, tu existencia es maravillosa, que tú eres maravilloso.

Aunque tu mundo no sea perfecto agradecer es fijar el enfoque en los regalos que ya has recibido, en vez de en aquello que no has logrado.  ¿ cómo se relaciona esta práctica con amarte a ti mismo ?  Quien se ama se valora y aprecia, al igual que valora y aprecia aquello que le rodea.

Quien se ama decide avanzar con su mirada puesta en el potencial, lo que aún puede alcanzar o lograr y no en sus carencias.  Reconoce sus virtudes, aunque sabe que tiene debilidades u oportunidades de mejora.

Las personas que practican la gratitud, incluso ante los eventos o situaciones desafiantes, son personas que aman la vida misma, han desarrollado una mentalidad de abundancia  y son capaces de ver el oro donde otros solo ven trozos de carbón.

Vivir agradecidos es una manera de manifestar amor por la vida y por ti mismo y tu rol ante ella.

#6 Cuida como alimentas mente, cuerpo y espíritu

Si dijera únicamente cuida lo que comes, probablemente pensarías solo en la parte física, sin embargo es tan esencial e importante la manera como alimentas el cuerpo como la forma en la que llenas tu alma y espíritu.

Tu cuerpo es maravilloso pero requiere que lo cuides también al momento de alimentarte.  Si ingieres comida chatarra o comes con excesos no están mostrando amor por ti.   De hecho hay personas con hábitos alimenticios que se consideran autodestructivos y peligrosos.



Revisa lo que comes y cómo comes.  ¿Te alimentas de manera balanceada e incluyes un poco de cada tipo de alimento o hay demasiado de algo y muy poco de otros ingredientes importantes?

Igual nos remontamos al punto 1 de esta entrada, qué le das a tu mente y espíritu palabras de ánimo, libros edificantes, frases inspiradoras, cumplidos y afirmaciones positivas diarias o por el contrario, te comparas en exceso, te ofendes, insultas y desanimas con las frases que dices de ti, lo que ves o lees en vez de inspirarte te desmotiva y aletarga…

#7 Descansa apropiadamente

No todo puede ser trabajar, andar y correr.  Te han hecho creer que parar es malo, que tomar un alto en el camino no es de ganadores.

A veces un buen receso o descanso viene bien para reponer energía, para darle una pausa a tu mente y poder acceder a tu corteza prefrontal donde el cerebro realiza funciones ejecutivas que tienen que ver con planeación estratégica y creatividad, entre otras cosas.

Photo by Phi Phi on Unsplash

Si andas siempre acelerado sin parar, es posible que lleves tu máquina forzada, sin dar espacios para escucharla.  Como notarás si tu cuerpo quiere decirte algo si no haces un alto.

Cuando decimos que descanses apropiadamente es que mantengas un buen hábito de horas de sueño, así como que te regales breves pero significativos espacios de desconexión o descanso durante tu día y que cuando te vayas de vacaciones lo hagas de verdad.

Si te valoras y quieres a ti mismo, procurarás ser cuidadoso y noble con tu cuerpo y mente dándote esos espacios de receso cada vez que sea necesario.

Y qué ganas con amarte a ti mismo

Además de una autoestima y autoconfianza saludable, entre otras cosas, quienes se aman más a sí mismos también:

Te conviertes en una mejor persona

Si eres alguien lleno de amor y alegría por la vida es altamente probable que transmitas mayor entusiasmo y energía. También es posible que seas más asertivo, porque quien se ama se respeta y tiende a no callar u ocultar lo que siente a fin de complacer a los otros.

Le pones un alto al que te maltraten o lastimen

Hay un pensamiento que resume muy bien este punto «aceptamos el amor que creemos merecer«.

Una persona que se quiere  aprende a detectar cuando no hay reciprocidad y más bien la menosprecian; pero como se ama no lo permite, lo reconoce y toma una decisión con base en ello.

Photo by chris liu on Unsplash

Alguien que se ama no va a estar dispuesto a aceptar menos de lo que siente que se merece.  Por consiguiente,  procurará elegir personas que le traten bien, que le quieran y aprecien por lo que es con todas sus virtudes y defectos.

Te cuidas y te aceptas más

Nadie te dice que ignores aquello que puedes mejorar, sino que le prestes mayor atención también  a lo bueno, a lo encantador que tienes.

Si te amas estarás más dispuesto a cuidarte porque sientes que eres valioso, que le aportas algo singular al mundo, que aunque todo pueda seguir sin ti (porque en la vida no hay alguien indispensable) habrá personas o situaciones en las que harás falta y tu ausencia será notoria.

Una prueba para saber si te aceptas es mirarte en el espejo y ser capaz de reconocer primero tus mejores ángulos, tu belleza externa e interna, tus rasgos más atractivos y cualidades.

Mejora tu vida profesional y tu vida en general

Alguien que se ama solicita un pago justo y unas excelentes condiciones de trabajo; no teme a solicitar un aumento o promoción porque se siente seguro de sí mismo.  Simple, como se valora  siente que merece estas cosas.

Por el contrario si tu amor hacia a ti es bajo, aceptarás cualquier condición a cambio de un trabajo que muchas veces ni siquiera te gusta.

Como irradias confianza y felicidad te vuelves también una persona capaz de atraer experiencias sanas, personas positivas, confiables y felices a tu vida.  En otras palabras te conviertes en un imán de situaciones favorables para ti.  Incluso si te sucede algo desafiante tendrás mayor posibilidad de atraer las soluciones, los recursos o contactos que te ayudarán a superarlo.


Cuéntanos

Disfrutaste nuestra entrada 7 efectivas Formas de Amarte a ti Mismo (Guía para Amarte más cada día).  ¿Qué opinas de estas ideas?  Practicas ya alguna de estas actividades, ¿cuál ha sido tu experiencia? 

Piensas que se requiere a otra persona para amar o sí es posible amarte más a ti mismo.

Como siempre te recordamos que nos encantaría recibir tus comentarios y sugerencias.


Y por supuesto, si quieres suscríbete, comparte y reparte alegría y color.  Sharing is Caring.  Gracias por visitarnos.

Haz click en la frase Sí quiero mi regalo y suscríbete en A Colorful Day llenando la forma. Recibirás 2 lecciones de REGALO de nuestro programa Vive a Todo Color

Sí quiero mi regalo

 

Author

Write A Comment

Pin It