Aquí en este artículo te vamos a compartir excelentes consejos para lograr tus metas personales. Los sacamos de experiencias propias y ajenas, lo que ha funcionado mejor para nosotros junto con los aprendizajes obtenidos.


metas personales

Siempre nos dicen y repiten que es importante tener metas en la vida, por lo que es probable que cada vez que esté por terminar un año e iniciar otro, te propongas definir un nuevo grupo de metas objetivos con el fin de alcanzarlos.

Qué son metas personales

Son propósitos, fines u objetivos que una persona define y traza a corto, mediano o largo plazo, usualmente con el deseo de mejorar algún aspecto de su vida ya sea a nivel personal, familiar o profesional.

Las metas personales te ayudan a mantenerte motivada, te brindan un sentido de dirección y pueden ayudarte a permanecer enfocada.

Requieren de pasos concretos para alcanzarlas, disciplina, organización y claridad.

Por qué son importantes las metas de vida

Tener metas y trabajar en ellas, fortalece tu desarrollo personal o superación personal, tu autoconocimiento y tu automotivación. Si sabes elegirlas y son significativas para ti, el alcanzarlas te generará grandes dosis de satisfacción y alegría.

Además, pueden motivarte a probar cosas nuevas, salir de tu zona de confort, definir tu camino hacia el éxito y tomar medidas para mejorar un aspecto de tu vida.

Es también una buena manera de aprender de los errores y hacer transiciones utilizando lo que has aprendido como base para llegar a nuevos niveles de conocimiento, pericia y fortaleza.

Cómo establecer metas personales | ejemplos

Consejo 1 | Aclara tu mente

Es posible que tengas muy claros tus objetivos, pero no todas las personas están en este punto.  Si tus propósitos no son claros o resultan ambiguos o confusos, allí tienes el primer motivo para no lograrlos. 

Busca un lugar tranquilo en el que puedas concentrarte y minimizar las interrupciones.

  1. Planifica dentro de tu semana un espacio de tiempo para dedicarte a esto.
  2. Sé íntegro y respeta esa cita contigo.  Es importante que fortalezcas tu autoconfianza cumpliendo las promesas que te haces a ti misma. 
  3. Si tenías metas objetivos para este año revisa cuáles eran.  Señala cuántas lograste y cuántas quedaron pendientes.
  4. Esas que quedaron pendientes con qué área(s) de tu vida se relacionan:  contigo misma, profesional, relaciones, financiera, otras.  
  5. Enumera las razones por la que crees que no lo lograste. 

Esto te puede funcionar como una autoevaluación para detectar patrones, creencias limitantes o factores que minaron tu capacidad de logro.  Reconocerlo de antemano te ayuda a evitar repetir el patrón, buscar apoyo para superar esas limitaciones y prepararte mejor.

Consejo 2 | Crea tu lista y prioriza

Es hora de soñar despierta y definir la lista de aquello que quieres lograr en diferentes áreas de tu vida. 

Presta atención a este punto. Puedes querer 100 cosas, sin embargo si manejas demasiadas metas a la vez es muy probable que te sientas dispersa, te desenfoques y logres CERO objetivos.  

Tu cerebro necesita enfoque, por lo que deberás priorizar y trabajar esas metas preferiblemente de 2 en 2, es decir 2 metas al mismo tiempo y cuando logras una o ambas, incluyes otra(s) meta(s) de tu lista.

Otras sugerencias:

  • Haz una lista que no sea tan extensa (unos 20 puntos, si son 10 mejor), de lo que para ti es extremadamente importante lograr durante el año corriente o el periodo de 1 año. 
  • Conoces los coladores de la pasta que tienen múltiples hoyos para que se escurra el agua y solo la pasta sea la que quede.  Vas a hacer un proceso similar.  Tomarás tu lista de 20 o 10 y la vas a priorizar, de acuerdo al valor que lograr esa meta objetivo tiene para ti. 
  • Por ejemplo, si la lista es de 10 objetivos, le darás el #1 al más significativo para ti, al que si lo logras, como única cosa en el año, igual te haría sentir muy bien.  Luego el #2, el #3 y así sucesivamente.
  • Al finalizar el proceso del punto previo, tomarás las 2 primeras metas de tu lista y esas serán con las que iniciarás el año. Esa será la pasta que queda en el colador.

En el momento en el que logres alguno de estos 2 objetivos, añades el que sigue en la lista.  Lo esencial es manejar solo 2 propósitos importantes y grandes, en simultáneo. 

La causa de que muchos fallen con sus listas de metas es que son muy extensas y tratan de manejar casi todo a la vez.  No funciona.  Enfócate y conquista.  Solo un par a la vez; si logras una, incorporas la que sigue hasta que desarrolles tu sistema de logro de metas.

Si te cuesta enumerar tus propósitos en orden de prioridad, te recomendamos que te hagas estas 2 preguntas:    ¿por qué esto es importante para mí? Y ¿cómo me voy a sentir cuando lo logre? 

Muchas veces las preguntas correctas son la mejor guía para encontrar la respuesta.


¡Pinea y comparte!

metas en la vida

Consejo 3 | Redacta Metas Smart

Aquí viene el otro motivo por el que muchas metas personales y metas de vida se quedan a mitad de camino, la redacción es pobre, no genera sentido de urgencia y no define la brecha a cubrir. 

La brecha es la distancia o separación que hay entre dónde te encuentras en este momento y a dónde quieres llegar.  Al hablar de metas, el tamaño de la brecha es lo que definirá, en gran parte, el precio que deberás pagar.

Por ejemplo, si quieres ahorrar $10,000 y en este momento tienes $8,000 en tu cuenta de ahorro, tu brecha es de $2,000; pero si solo tuvieras $100, tu brecha sería de $9,900.

El nivel de esfuerzo y las estrategias pueden variar mucho dependiendo del tamaño de la brecha, al igual que de la variable tiempo. No es lo mismo conseguir ahorrar $9,900 en 1 año que en 3 meses.

Una meta bien redactada te deja ver clara la brecha o ese camino que requieres recorrer y al que le darás seguimiento en el paso 4.

Para asegurar una excelente redacción te recomendamos que utlices el método de metas Smart. Su nombre se originó por un artículo que apareció en 1981. Las metas Smart cumplen con los 5 puntos básicos que componen el acrónimo SMART.

  • Specific: específico, tener algo concreto y bien definido; qué quiero lograr; quién(es) está(n) involucrado(s).
  • Measurable: medible, que haya indicadores que me permitan medir progreso, cómo sabré que he logrado la meta.
  • Achievable: alcanzable, que sea realista, que considere mis recursos, posibilidades, así como limitaciones personales y económicas.
  • Relevant: relevante, que sea realmente importante para ti, oportuno, vale la pena. 
  • Time based: con límite de tiempo, con fecha límite que te permita concentrar tus esfuerzos.

BONUS | DESCARGA AQUÍ TU PLANTILLA PARA METAS SMART


Algunos ejemplos:

Objetivo pobremente redactado:  Quiero rebajar, adelgazar o disminuir medidas.

Meta Smart:  Quiero rebajar 15 libras, de enero a mayo de 2023. 

Partiendo del supuesto que en ambos casos se trata de una meta relevante y alcanzable para esa persona veamos como el primer ejemplo resulta en una meta pobremente redactada y la segunda cumple con los demás criterios de la meta SMART.

El primer propósito enuncia que deses bajar de peso, pero no dice cuánto (no es específica ni medible) ni para qué fecha (no es time based). 

La segunda meta personal establece que la cantidad a bajar son 15 libras y que tienes de enero a mayo (5 meses) para lograrlo.

Con la claridad del segundo propósito es más seguro que puedas definir un plan realista, entre alimentación, ejercicios y otras opciones, que te ayude a llegar a donde quieres. 

Consejo 4 | Define tu estrategia

En el consejo 3 te hablamos de establecer el QUÉ, es decir lo que quieres lograr de forma muy específica.  En este punto definirás el CÓMO lo vas a lograr.

Si tu meta fuera, por ejemplo:  culminar la maestría para el 31 de diciembre de 2023.  El tiempo límite es de 12 meses (suponiendo que estés en enero) y la brecha es la cantidad de materias que te faltan por cursar y aprobar.  Si aún te faltan 8 materias debes ver si es realista que las puedas cursar todas en esos 12 meses.

Para el ejemplo de la maestría algunas estrategias podrían ser:  matricular mínimo 3 materias por trimestre; cumplir con el mínimo de asistencia exigido; dedicar 6 horas cada semana para los trabajos y tareas; unirte a un grupo de estudio con estudiantes aplicados.

Si fuera para la meta que utilizamos de ejemplo en el consejo 3 (rebajar 15 libras en 5 meses), algunas estrategias podrían ser:   acudir a un nutricionista; hacer ejercicios 3 veces por semana, 20 minutos en cada sesión; reducir porciones en cada comida; evitar dulces, bebidas endulzadas, etc.

Recomendación:  haz una lista de posibles estrategias y elige las 2 o 3 que percibes que te ayudarán a cumplir tu propósito de forma más contundente.  Ese será tu plan de acción de 2 o 3 pasos.

Consejo 5 | Da seguimiento y celebra los avances

Los últimos consejos son dar seguimiento e ir celebrando tu recorrido y avances.  Este seguimiento debe cumplir algunas condiciones básicas.  Requiere ser:  

  • periódico – establecer si va a ser diario, semanal, quincenal, mensual;
  • consistente – cumplir con la periodicidad que establezcas en el punto previo;
  • visual – crear tu tabla en la que registres las libras perdidas, las medidas reducidas, las calificaciones ganadas, los kms recorridos, el dinero ahorrado, etc.). 

Hay 2 áreas esenciales a las que te conviene dar seguimiento:  

  1. Al resultado general.  Aquí vas midiendo las variaciones en la brecha.  Con el ejemplo de rebajar, puedes semanalmente anotar las libras perdidas o el nuevo peso.  Eso te permitirá ver claramente si lo estás logrando o no.  Si lo estás logrando ¡celebras! Haces algo significativo para ti a fin de felicitarte y mantenerte motivada.
  2. A tu estrategia.  Es muy importante tener un registro visual que te permita ver si estás cumpliendo con la estrategia establecida.  Por ejemplo, te comprometiste a caminar 3 veces por semana, 5 kms en cada ocasión, es vital que le des seguimiento a esto para asegurarte de que lo estás haciendo. 

El estar pendiente también del cumplimiento de tu estrategia y registrarlo de forma visual, te ayudará a detectar posibles causas por las que no estás logrando tu meta objetivo. 



A veces una meta en la vida no se logra porque auto boicoteas tu estrategia; pero solo puedes constatarlo al darle seguimiento. 

Si a pesar de estar cumpliendo tu estrategia no estás logrando tu objetivo, te tocará regresar al consejo #4 porque eso indica que muy probablemente requieres hacer ajustes o cambios a tu plan de acción.

Para el seguimiento puedes usar calendarios, tableros de corcho, post its o si eres muy tecnológico(a) te recomiendo buscar un app, algunas alternativas son Goal Tracker & Habit List, ClickUp, Goals on Track.

Consejo 6 | Procura tener rutinas o rituales de apoyo

Estás encaminado hacia tus metas de vida, sin embargo no te viene mal una ayuda extra con algunas rutinas empoderadoras que te apoyarán para mantener una actitud mental positiva.

  1. Repite cada día afirmaciones positivas que te empoderen o que se relacionen con el logro de tus metas.
  2. Lee cada mañana tu meta y antes de dormir imagina y visualiza maravillosos escenarios en los que ya la has logrado.
  3. Comparte semanalmente tus avances, desafíos, temores o experiencias con alguien de confianza. Un compañero de metas en la vida se puede convertir en un gran soporte de tu sistema personal.
  4. Crea una especie de conteo regresivo cuando la brecha para lograr tu meta sea bien corta. Esto te ayudará a mantenerte muy motivado a medida que te acercas.

Disfrutaste nuestra entrada, 6 Excelentes Consejos para definir y lograr tus Metas Personales.


Cuéntanos

Qué te parecen estos 6 consejos para alcanzar tus metas en la vida. Te parece que te pueden funcionar.

Nos encanta recibir tus ideas y sugerencias.   Y por supuesto, si quieres suscríbete, comparte esta entrada y reparte color.

Sharing is Caring.  Gracias por visitarnos.

Author

Publicista y mercadóloga de profesión, Facilitadora y Consultora por vocación, bloguera de corazón, esposa y madre por elección consciente y feliz, enamorada de la vida.

Write A Comment

Pin It
83