9 Tips para Hablar en Público con Éxito

Uno de los mayores temores que enfrenta el ser humano, según diversas investigaciones, es el miedo de hablar en público por eso en esta entrada queremos compartir algunos tips para que lo hagas con éxito.

Claro que hay otras fuentes de miedo, pero esta parece ser una de las más frecuentes para distintas personas. 

Pensamos que tiene que ver con el hecho de que es una posibilidad que se puede presentar con mayor frecuencia en la vida de cualquiera. 

A diferencia de otras situaciones en las que se experimenta miedo, que tal vez son menos comunes, hablar frente a otros es una actividad que enfrentamos desde nuestra etapa escolar.

Muy ligado a este se encuentra el miedo a fracasar, es decir a que nuestra presentación sea rechazada por la audiencia, resulte aburrida o las personas ni siquiera nos presten atención o peor aún, nos abucheen.

tips para hablar en público
Photo by Gift Habeshaw on Unsplash

Si hay una habilidad que es esencial en este siglo es ésta, por lo que esperamos encuentres de valor estos 9 tips para hablar en público con éxito. Ya sea que tu audiencia esté físicamente presente o te toque exponer con el apoyo de tecnología a una audiencia virtual, hay algunos pasos previos que son claves.

De igual forma, si estás en el camino de emprender te conviene ser muy efectivo a la hora de hablar. Te invitamos a seguir estos tips.

#1 Prepárate adecuadamente

No decimos bastante o poco sino en la justa proporción.  Si dominas un tema a la perfección tu tiempo de preparación no será el mismo de alguien que apenas se comienza a familiarizar con este tópico.

Tú te conoces y sabes qué tan rápido puedes aprender y manejar con cierto grado de profundidad un material.  Dedica tiempo a tu preparación.

tips para hablar en público
Photo by Amy Hirschi on Unsplash

La preparación te va a ayudar a mostrar dominio del contenido.  Si la audiencia percibe que tu manejo del contenido es bueno llevas más oportunidad de lograr que se conecten.

 Una persona bien preparada también manda un claro mensaje de respeto hacia su audiencia, “no me tomé esto a la ligera a pesar de que es un tema que conozco me preparé para ustedes.” 

La preparación te permite realizar también algunas previsiones.  ¿Qué puedo hacer si se va la luz o con qué recursos podría continuar en caso de que se diera este imprevisto?, ¿qué otras actividades puedo realizar?

Si bien es cierto la confianza y la seguridad no solo dependen del dominio que tengas del tema, una buena preparación posibilita el que sientas ambas y fluyas durante tu exposición.

Tu fase de preparación incluye también las prácticas.  Puedes practicar frente a un espejo, una audiencia reducida que además te de retroalimentación o grabarte en audio y/o video.  Esto te ayudará a ir ganando dominio, confianza y seguridad, te permitirá afinar detalles e ir reduciendo tu ansiedad.

#2 Identifica claramente el propósito de tu mensaje

Al final de tu presentación, conferencia, charla, exposición, o lo que sea que vayas a hacer, qué quieres que tu audiencia piense, haga o sienta.

¿Los vas a sensibilizar sobre un tópico?, ¿quieres llamar su atención sobre alguna situación?, ¿buscas que se entusiasmen por obtener más información sobre lo que compartes o que lo prueben?, ¿quieres que tomen un determinado curso o acción?

El tener tu propósito bien identificado te ayudará a elaborar un mensaje contundente y claro.  Te permitirá tener mejor definida la ruta que vas a seguir a lo largo de tu exposición.  Podrás aprovechar de manera más efectiva el tiempo.

tips para hablar en público
Photo by Brooke Cagle on Unsplash

Te ha pasado que has ido a alguna exposición y aunque todo lo que te compartieron resultó interesante no te queda claro para qué te sirve esa información.  Pues a menos que el objetivo de ese presentador fuera solo sensibilizarte sobre un tema puntual, es posible que no haya definido un fin en mente claro al momento de hablar en público, se haya ido por las ramas y la audiencia haya quedado informada, pero sin un paso a seguir claro.

Antes de armar tu discurso, presentación o exposición hazte las preguntas que enunciamos al inicio de esta sección: ¿qué quiero que esta audiencia piense, haga o sienta como resultado de mi participación o mi mensaje?

#3 Procura conocer, en lo posible, a tu audiencia

Decimos “en lo posible” porque a muchas personas les ha tocado lanzarse a presentar frente a audiencias de las que tienen poca información previa.  Sin embargo, es recomendable que consultes quiénes son y cómo son esas personas que estarán mientras hables.

Si ya las conoces previamente pues tienes una gran ventaja, así que aprovéchala.

No es lo mismo hablar ante expertos sobre un tema en cuestión, que ante un grupo de gente que conoce poco sobre el mismo.

tips para hablar en público
Photo by Vitaly Nikolenko on Unsplash

Una de las hipótesis que tengo sobre el miedo al hablar es que se produce cuando uno se concentra mucho en sí mismo, en quedar bien, en lucirse, en hablar con propiedad, en ser exitoso, en sonar preparado.  Por supuesto es importante, pero todo cambia cuando pasas el enfoque hacia tu audiencia.

No digo que el miedo desaparece solo con pensar en la audiencia, pero mucho de él se disipa cuando te interesas más por ellos, en ver quiénes serán, qué les puede llamar la atención sobre los datos que vas a compartir, qué lenguaje conectaría mejor con ellos, qué valor puedes añadir a sus vidas a través de esta presentación, cómo puedes generar un ambiente agradable durante tu disertación para que ellos se sientan a gusto y le saquen mayor provecho.

Conocer a tu público te permite también personalizar tus ejemplos o anécdotas asegurándote de lograr una profunda conexión con tu grupo objetivo.

Cuando escuchas a alguien hablar y sientes que lo que dice es como si te lo dijera a ti, es porque esa persona hizo su tarea y se preocupó de buscar información sobre su audiencia.

Averigua cosas como:  edad promedio, sexo, nivel socio económico, pero también por qué van a esa presentación, quieren resolver un problema, sienten curiosidad, irán de manera voluntaria o fueron obligados, cuáles son algunos de sus sueños, tienen algún interés particular por el tema a tratar.

#4 Visualiza

Por supuesto que la visualización que te recomendamos hacer con mayor frecuencia es la de ti haciendo una presentación exitosa, frente al público hablando con gran confianza y fluidez, sonreído y tranquilo respondiendo preguntas y ante una audiencia que luzca feliz y agradecida.

La anterior la puedes hacer cada día al menos una semana antes de tu presentación.  Hazla en un momento en el que estés relajado y tranquilo y que puedas imaginar las situaciones antes descritas al menos durante unos 5 minutos.

Sin embargo, y aunque te parezca poco conveniente, te recomendamos en la fase de preparación hacer al menos una visualización en la que muchas cosas salen mal.  Esto solo con el fin de imaginar cuáles podrían ser las posibles acciones o reacciones ante escenarios difíciles. 

No vas a dedicar tiempo y enfoque a esto, porque no es lo que quieres que suceda, pero al menos hacerlo una vez te ayudará a anticipar algunas situaciones y te permitirá prepararte para manejarlas con calma en caso de que algo similar se presente.


Más tips para hablar en público…


#5 Apóyate en tus recursos personales

Tienes varios recursos personales a tu favor.  Sácales partido en tus presentaciones.  Uno es tu voz o imagen vocal; otros es tu mirada o contacto visual y el lenguaje corporal.

De todos estos recursos que mencionamos autoevalúate y define cuál(es) dirías que constituye(n) tu(s) fortaleza(s) y cuál(es) aún es(son) un área con oportunidad de mejora. 

Un buen expositor conoce muy bien cuáles son los recursos que juegan a su favor y se apalanca en ellos y cuáles son los que requiere seguir trabajando más y más para mejorar.

Si tienes una voz agradable aprovéchala para deleitar y persuadir a tu público.  Recuerda variar el nivel de volumen al hablar para que no suenes “robotizada” o monótona; también regúlalo para que no hables gritando o tan bajo que las personas se desconecten de lo que dices.  Y ajusta la velocidad.  Ni tan rápido que no te entiendan ni taaaaaan exageradamente pausado como Flash, el perezoso” en Zootopia.

Tu mirada es un arma de varios filos, con ella puedes conectar con tu audiencia.  Procura mirar hacia los diferentes lados del lugar a lo largo de tu presentación.  Observa el lenguaje corporal de tu público y nota si están conectados, o si requieren alguna pausa o actividad o si están entendiendo o no tu mensaje.

Sé consciente de tu lenguaje corporal para que esté al servicio de tu mensaje, incluyendo tu postura. 

#6 Dosifica y cuida tu nivel de energía

La energía tiene que ver con esa convicción y entusiasmo con la que comunicas tu mensaje durante una presentación.

No se trata de correr por todo el lugar, pero sí de transmitir emoción al presentar. Esta es una herramienta que te ayuda a conectar mucho con los participantes.  Requiere, por supuesto, que antes te hayas preparado y manejes bien el tema.

tips para hablar en publico
Photo by Mimi Thian on Unsplash

Antes de una presentación es vital que tengas descanso apropiado porque, aunque domines el tema, si tu energía es baja es muy probable que no logres conectar con la gente.

Alinea tu energía con las personas con quienes vas a trabajar.  Si ves que son muy activos procura hacer tu presentación más energética y si notas, por el contrario, que son personas más pausadas y tranquilas, ajusta tu energía para no intimidarlos.  Ejerce algo de “rapport” en este sentido.

Las palabras claves son:  dosificar y equilibrar.

#7 Genera un ambiente relajado desde el inicio

Así como tú puedes ir hecha un mar de nervios a hablar en público, puede haber miembros de la audiencia que van aprensivos hacia el mensaje o hacia la situación, o que simplemente llegan con algún malestar o molestia previa.

Ambas partes (presentador y público) requieren sentirse en paz para que el mensaje sea bien transmitido y bien recibido.

tips para hablar en publico
Photo by MD Duran on Unsplash

Procura desde el inicio generar un ambiente relajado y de alegría. Puede ser mediante una actividad o dinámica, música para recibir, frases inspiradoras, alguna pregunta que ponga en modo presente a tu audiencia y que les ayude a sonreír, a sentirse relajados o a conectar o a sentir curiosidad sobre el tema que vas a tratar.

Si creas intencionalmente un ambiente relajado no solo ayudas a tu audiencia a pasarla bien, sino que te ayudas a ti mismo a relajarte y fluir mejor.

Sonríe las veces que puedas, te ayuda a relajar los músculos faciales y a que las personas vean tu parte cálida y humana.  La única razón en la que esto no cabe, es que el tema a tratar requiera una actitud muy rígida o seria.

#8 Vístete cómoda y arreglada para el éxito

Aunque las estrellas de este acto son:  tu audiencia y tu presentación, tú debes estar a la altura de las circunstancias para lograr un buen efecto y una imagen general positiva.

En la parte en la que decimos que procures conocer a tu audiencia, valida si hay algún código de vestuario o color específico, para que te alinees con él y no vayas muy sobrevestida o mal vestida en relación con el público.

tips para hablar en público
Photo by Amy Hirschi on Unsplash

Es preferible utilizar algo con lo que te sientas cómoda y que te de libertad de movimientos, que te permita fluir; que al mismo tiempo esté a tono con tu audiencia y sea congruente con tu mensaje.

#9 Y antes del gran momento, afirma y genera un clima interno positivo para ti

Si alguna vez viste la película de Disney Cars (la primera de todas) recuerdas que empezaba con una serie de afirmaciones que realizaba el Rayo McQueen, pues algo así es lo que te invitamos a hacer.

Uno de mis roles personales es el de ser facilitadora y cuando voy a trabajar con algún grupo me creo mi momento especial de automotivación antes de la sesión. 

tips para hablar en público
Photo by Benjamin Child on Unsplash

Hacer esto antes de tu presentación, te ayuda a tener la mentalidad apropiada para hablar ante el público y manejar imprevistos con gracia y mayor tranquilidad.

El día que vas a presentar recuerda realizar tu visualización positiva, come ligero, pero de forma nutritiva para mantener alta tu energía.  Asegúrate que tu descanso previo haya sido bueno, es lo ideal. 

Di algunas afirmaciones con las que te sientas cómoda, por ejemplo: 

Estoy preparada para tener una presentación exitosa; me siento bien y feliz de compartir lo que sé con este público; me gusta hablar a otros sobre mis aprendizajes y experiencias.  Me permito tener éxito en esta presentación.  Me acepto y me quiero tal como soy.  Fluyo con felicidad cuando comparto mis aprendizajes con otros.  Mis palabras ayudan y añaden valor en la vida de otras personas.

Escucha ese día música que te guste e inspire, que te llene de ánimo.  Lee algo que te hayas escrito a ti misma con la intención de animarte o que te haya escrito alguien sobre la ayuda que le brindaste, lo valiosa que eres o alguna presentación previa en la que lo hiciste bien.

Recuerda que se trata de conectar con tu audiencia, se trata más de ellos que sobre ti, así que quítate la presión de encima y ábrete a la posibilidad de disfrutar al máximo esta experiencia.

Cuéntanos

Disfrutaste nuestra entrada.  ¿Cuál de estos tips para hablar en público te ha gustado más?  Has probado alguno. ¿Que recomendarías a quienes sufren de miedo escénico a la hora de hablar?

Y por supuesto, si quieres suscríbete, comparte y reparte alegría, tendencias, moda  y color.  Sharing is Caring.


Haz click en la frase Sí quiero mi regalo y suscríbete en A Colorful Day llenando la forma. Recibirás 2 lecciones de REGALO de nuestra guía accionable Vive a Todo Color

Sí quiero mi regalo

 

Author

Write A Comment

Pin It