Bienestar Financiero un Propósito Saludable para tu Vida

Cuando hablas del término bienestar ¿lo asocias con finanzas?

Es posible que muchos, de buenas a primeras, no lo hagan.  Sin embargo, una importante publicación de Estados Unidos, Everyday Health, realizó una encuesta sobre las causas de estrés y encontraron que las finanzas personales se han convertido en una de las fuentes más comunes de estrés.

Bienestar financiero
Photo by rawpixel on Unsplash

Hablar de bienestar financiero se refiere tal vez a lograr un estado de ausencia de estrés por el dinero.  Este concepto está teniendo impacto en el mundo corporativo y laboral pues cada vez más empresas están ofreciendo programas de este tipo a su personal.



Hazte esta pregunta, cuando estás estresado por tus finanzas personales ¿cómo suele ser tu desempeño en general?  En una gran cantidad de casos tu productividad disminuye, porque tu mente, tu energía y tu enfoque se suelen centrar en la preocupación financiera, en cómo resolver tu situación y ello es muy probable que le reste atención e importancia a los proyectos del trabajo.

Si una empresa se preocupa por la salud financiera de su personal es altamente posible que logren aumento de la productividad, mayor creatividad y compromiso de sus colaboradores.

¿Tendrá esto impacto también en la salud?

Por supuesto.  El bienestar integral se relaciona con lograr un nivel óptimo en cada una de nuestras dimensiones:  física/material (cuerpo y su salud, economía y finanzas personales, pertenencias); social/emocional (tus emociones, manejo de estrés, relación contigo mismo y con los demás); mental (cultivar tu desarrollo mental y profesional, desarrollar tus talentos, concentración, enfoque) y espiritual (sentido de contribución y propósito, paz interior, conectar con tu razón de ser).

 

En la parte física además del cuerpo está arraigado el tema de tus finanzas personales.  Para que tengas equilibrio tus 4 dimensiones o cuerpos deben estar en armonía.  Si tus finanzas están desbalanceadas afectan tu capacidad de vivir el presente (vives preocupado por cómo resolver tus cuentas, cómo llegar a fin de mes), disfrutar las cosas simples y sencillas de la vida y darte algunos placeres (vives sumamente limitado, lo que algunos llaman estar “alcanzados”).

Cómo sé si he logrado bienestar financiero.

Si tienes la percepción de que tus ingresos o el dinero que tienes es suficiente para cubrir tus necesidades esenciales y te alcanza además para destinar en cosas que quieres o te gusta hacer, sin sentirte continuamente limitado o preocupado por temas económicos has logrado un nivel saludable con tus finanzas personales.

Bienestar financiero
Photo by Bewakoof.com Official on Unsplash

Una persona en esta situación es capaz de afrontar imprevistos (pequeños a medianos) sin grandes sobresaltos, tiene un buen nivel de control sobre sus finanzas y siente mayor libertad para tomar decisiones que le gustan.  Por ejemplo, no aceptar un trabajo que te agrada nada o muy poco solo porque el salario es bueno o te ayudará a resolver tus necesidades apremiantes.



Es una sensación de satisfacción más allá de tus ingresos.

Basados en el punto previo no son los ingresos los que necesariamente determinan el bienestar financiero.

Tú puedes ganar muchísimo e igual tener un nivel de endeudamiento tan alto que igual sientas que lo que recibes no cubre tus necesidades y vives en constante estrés por tus finanzas.

Por el contrario, puedes experimentarlo con un ingreso medio si mantienes un saludable control sobre tus gastos, ahorras, inviertes, aunque sea un pequeño porcentaje en ingresos pasivos y puedes tener esa sensación de que tus finanzas están bien.

bienestar financiero
Photo by rawpixel on Unsplash

Simplificar tu vida ayuda.

Aquí no te vamos a decir que te transformes en minimalista, pero sí que evalúes mejor lo que compras y el por qué.  Pregúntate antes de adquirir algo si de verdad cubre una necesidad esencial o es algo que te hará sentir mejor.

Si, por ejemplo, es una pieza de ropa que al final terminará (como ha pasado antes) guindada en tu armario más tiempo del que la usas, claramente es dinero mal invertido que te pudo producir mayor placer y bienestar de otra forma.

Un tip práctico es antes de comprar algo (especialmente si es producto de un impulso momentáneo) es dejar pasar una semana. Si luego de 7 días aún sigues pensando que adquirir eso es importante para ti, tal vez valga la pena.  Simplifica.

bienestar financiero
Photo by Sharon McCutcheon on Unsplash

Cómo lograr mi bienestar financiero.

Lo primero es autoevaluar de forma crítica tu situación actual, del 1 al 5 donde 5 es absolutamente satisfecho y 1 muy insatisfecho, qué tan satisfecho te sientes con tus finanzas.  Cubres tus necesidades sin sobresaltos o cada mes o quincena es un suplicio.

¿Te alcanzan tus ingresos para otras cosas o solo dan para lo justo o necesario?

Recuerda que tu salud financiera no es directamente proporcional a tus ingresos sino al balance entre estos y tus deudas y gastos y la flexibilidad o sensación de libertad que puedes sentir gracias a ello.



Otra sugerencia es ponerte alguna meta pequeña en este sentido.  Cuando te pones metas demasiado ambiciosas puedes aumentar tu estrés.  La idea es comenzar a fortalecer tu bienestar.  Puede ser ahorrar más o comenzar a ahorrar; cancelar alguna deuda o reducirla; reducir gastos o aumentar ingresos.

Bienestar financiero
Photo by rawpixel on Unsplash

 

Y por último, y no menos importante, amplía tu conocimiento financiero.  Para ello en internet hay muchos sitios con recomendaciones maravillosas para aprender a manejar mejor tus finanzas.

También puedes tomar un curso presencial u online sin embargo leer y consultar en sitios de personas que llevan años enfocadas en la optimización de las finanzas personales puede ser un gran paso.

Te comparto algunos que en lo personal me gustas mucho y que sigo en Pinterest y otras redes sociales:  Frugal y Abundante ; Pesos y Frijoles; The Savvy Couple ; Yes and Yes / Bolsillo y Sencillo (la sigo en FB e Iinstagram)  y Amanda Steinberg con sus libros sobre educación financiera, igual puedes revisar su sitio web.

Claro que hay otros, estos son los que conozco, he leído y de los que he ido aprendiendo y desaprendiendo en cuanto finanzas.  Te invito a realizar tu búsqueda y encontrar alguno cuyos tips te animes a seguir.


Cuéntanos

Disfrutaste nuestra entrada Bienestar Financiero un propósito saludable para tu vida.  ¿Qué opinas de este tema como objetivo personal?  Nos encantaría recibir tus comentarios y sugerencias. 

Y por supuesto, si quieres suscríbete, comparte y reparte alegría y color.  Sharing is Caring.  Gracias por visitarnos.


Haz click en la frase Sí quiero mi regalo y suscríbete en A Colorful Day llenando la forma. Recibirás 2 lecciones de REGALO de nuestro programa Vive a Todo Color
Sí quiero mi regalo
Author

2 Comments

  1. Susana sirerol Reply

    Hola Dalma
    Qué gusto encontrar un artículo tan lindo e identificarme con el . Pero me haces pensar en cuál de todos los trabajos que hago debería dedicarme más por ser el que más me apasiona.
    Yo limpio en casa de familia. ,alquilo parte de mi casa,hago pastelería y mermeladas para vender, a veces cuido personas mayores …..tengo huevos en muchas canastas!!
    Este 2019 será mi año ya verás !!!! Tengo 52 años y soy mamá sola de tres jóvenes de 25,20 y 19 .
    A pesar de los altibajos de la vida soy feliz y definitivamente soy más fuerte de lo que creía.
    Sigue escribiendo que seguro tienes mucha gente que te Lee. Abrazote

    • Dalma Reply

      Susana felicidades por todo lo que haces y ese espíritu emprendedor. Genial si puedes identificar el que más amas para que a ese le des mayor prioridad, sin embargo se vale diversificar (sin que enloquezcas) para que no dependas de una única entrada o fuente de ingreso. Lo bueno de darle un poco más de tiempo al que más disfrutas es que con seguridad te aportará también entusiasmo y energía para todo lo demás. Me encanta tu entusiasmo. Sí 2019 será nuestro año.

Write A Comment

Pin It