Llevo ya casi 4 años trabajando por mi cuenta, desde mi hogar, y en este tiempo he ido aprendiendo muchos Sí y No de trabajar desde casa, a ser más efectiva, adoptando aquello que fortalece mi desempeño y desechando todo lo que lo entorpece u obstaculiza.

Si te sientes preparado para trabajar desde casa, por tu cuenta, te sugerimos evalúes estas recomendaciones que te damos desde la experiencia y con el propósito de que seas un emprendedor competente y muy bien facultado.


Quieres ideas para trabajar desde tu casa te ofrecemos una completa guía.

Añadimos un par de Sí y No nuevos, con ayuda de nuestros lectores, para darte un panorama aún más completo.

¡Ama lo que haces!  Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día en tu vida.CONFUCIO

Como todo en la vida, trabajar desde casa tiene muchas ventajas sin embargo tiene también su lado retador (irás aprendiendo en la marcha).  Ten paciencia contigo mismo, es una nueva faceta diferente a la de un trabajo formal con horario u oficina, compañeros, jefe, etc.

Photo by Mikayla Mallek on Unsplash

El lado maravilloso, y una de las mayores ventajas, es que tú estableces el horario y los acuerdos.  Si se te da bien la autogestión y la disciplina vas a poder disfrutar de más tiempo para compartir con tu familia o para dedicarte también a proyectos que te tienten.


Los Sí y los No de Trabajar desde Casa


Sí. Define un horario.

Para que puedas generar hábitos saludables de trabajo esta es una sugerencia vital. Tu gran ventaja es que puedes ser flexible cuando la situación lo amerite (por ejemplo, un compromiso familiar importante, una cita médica, etc.).  Procura, sin embargo, que esa flexibilidad sea la excepción y no la regla.

Tener un horario te permite organizarte, planificar con tiempo específico, programar reuniones.

Una gran tentación que surge cuando uno se independiza es trabajar 24/7, sin descanso apropiado.  Si hay un gran proyecto es posible que requieras trabajar horarios extendidos como algo temporal, mas no lo conviertas en tu norma.

trabajar desde casa

La idea de estar por tu cuenta es, en parte, poder tener más tiempo para lo que amas o para quienes amas (incluyéndote a ti).   El descanso adecuado es primordial para cuidar tu energía, ritmo, salud y productividad.  Recuerda que ahora si te enfermas algunas o muchas cosas pueden quedar paradas, no hay a quien delegárselas (al menos al inicio).

Trabajar sin horario acarrea otra serie de malos hábitos que pueden jugarte en contra.

Busca un horario que se adecúe a tus clientes, que sea lo suficientemente flexible con tus necesidades y que te permita tener un claro y delimitado espacio para tu vida personal.



No. Pijamas y fachas solo como excepción.

Aunque trabajar con la ropa que gustes es una ventaja que tienes al hacerlo desde tu casa, procura que los pijamas sean ocasionales y no tu uniforme de trabajo.

Está bien nadie te ve, pero por factores psicológicos el estar en pijama te transmite un ritmo y una sensación totalmente diferente que estar vestido al menos de manera informal y casual.

Si un día te provoca hacer un Pijama Party y trabajar así pues se vale.  La recomendación es que evites que sea el atuendo usual.

Piensa además si surge alguna oportunidad o imprevisto durante el día, podrás estar preparado para atenderlo de forma inmediata.

Sí. Planifica semanalmente y revisa diariamente.

Esta maravillosa costumbre la adopté desde que tomé los 7 hábitos de las personas altamente efectivas y es una acción disciplinada que paga dividendos.

Consiste en que:

  • un día a la semana (el que encuentres para ti más conveniente) revises la semana que viene completa (sus 7 días o 168 horas)
  • y vayas distribuyendo tus “piedras grandes”, es decir actividades, eventos, reuniones, citas o tareas de mayor importancia, las que están conectadas con tu propósito de vida, las que te mueven el piso, las que si no las haces te generan un fuego que luego puede ser difícil de apagar.
  • Considera en este proceso la revisión de la semana actual y hasta la previa, para ver si hay algo que quedó pendiente y que es esencial trasladarlo para la siguiente semana.

    trabajar desde casa
    Photo by Jazmin Quaynor on Unsplash

Una vez tu semana está planificada de acuerdo con tus prioridades, los espacios que quedan en la agenda (sí, deben quedarte espacios no la puedes rellenar toda, recuerda que siempre hay imprevistos), son para otras actividades o solicitudes de terceros.

Si surge una gran oportunidad que no puedes pasar por alto, evalúa que piedra grande puedes mover para incluirla.

Existen muchas aplicaciones que ayudan en esta tarea:  Trello es una, Google calendar también.

Esto te brinda mayor seguridad, sentido de organización, paz mental y una mejor preparación para encarar lo que te regale la semana, pero lo más importante, para dedicarle el tiempo que se merecen tus asuntos más importantes, incluyendo tu nuevo emprendimiento o estado de independencia profesional.


Quieres ideas para trabajar desde casa te ofrecemos una completa guía.


Sí. Toma periodos de descanso.

Cuando establezcas tu horario sé benévolo contigo y date espacios de receso.  Un coffee break a las 10 am y a las 3 pm, por ejemplo, puede venir bien para reiniciarte y reenfocarte.

Una práctica altamente recomendable es que luego de 20 a 30 minutos de trabajo te levantes y por 2 minutos te estires, quites la vista de la pantalla, respires profundo o cierres los ojos y visualices algo que te gusta.

Si eres de los que revive luego de una siesta, programa siestas en tu horario.  Algo reparador, unos 15 minutos y pones la alarma, no sea que se te pase la junta con un cliente clave mientras roncas.

Lejos de ser una pérdida de tiempo, es una manera de administrar tu energía y mantener en alto nivel tu productividad.


$2.49/mo Web Hosting from GoDaddy!

No. Distracciones o atender temas de baja prioridad.

Si el móvil es vital para tu trabajo mantenlo a mano y define un timbre o sonido específico para identificar a clientes o mensajes que tengan que ver con trabajo.

La revisión de los whatsapps o todo tipo de mensajes personales o redes sociales déjala para los recesos o para tu horario luego de trabajar.

Si contabilizas el tiempo promedio que una persona utiliza para revisar redes sociales, leer o responder mensajes individuales o de grupos, te percatarías de cuán perjudicial puede ser esta distracción.

A menos que tu profesión esté fuertemente afiliada con estos medios, evita el mirar constantemente el teléfono, es un distractor que poco te conviene.

No se trata de crear rigidez sino hábitos que te conviertan en un profesional independiente muy efectivo.

 

Sí. Establece metas y rastréalas periódicamente.

Como bien le dijo el gato a Alicia del país de las maravillas, cualquier camino es bueno si no sabes hacia dónde vas o quieres ir.

trabajar desde casa
Photo by Glenn Carstens-Peters on Unsplash

Como profesional independiente debes definir desde el inicio metas en varios aspectos.  Uno esencial es el económico.  Partimos del supuesto que tienes un fondo para mantenerte al menos los primeros meses (en el arranque).  En este punto debes aclarar cuánto ingreso quieres generar por mes y ver cuál sería el plan de acción para alcanzar esta cifra.

Otras metas pueden estar ligadas a la cantidad de clientes a conseguir en x periodo de tiempo, el cómo vas a anunciar o promover tus servicios (para qué fechas debe estar cada medio o red social listos y funcionando).

No basta con que establezcas las metas, es indispensable que les des seguimiento y periódicamente actualices cómo vas.  Así podrás saber a tiempo si estás en camino de alcanzarla o no y requieres cambiar la estrategia.


Sí. Separa tu espacio y diseña tu “oficina en casa”.

Hay quienes cuentan con un espacio independiente en su hogar que lo pueden convertir en una oficina.  Si este es tu caso, es genial.  Si no, al menos define dentro de tu habitación o sala ese rincón especial en el que trabajarás.

trabajar desde casa
Photo by rawpixel on Unsplash

Es otro factor psicológico que ayuda a mantener el enfoque y la disciplina.  Si vives con otras personas es otra forma silenciosa de comunicarles que estás en tu periodo de trabajo para evitar que te interrumpan con nimiedades.

Una de las ventajas de trabajar de forma independiente es que tu oficina puede ser en muchos casos, donde tú estés, aunque no aplica para todos los emprendedores.

La idea en este punto es que cuando estés en casa tengas esa área especial en la que te dedicas a desarrollar tus proyectos profesionales.  Para acondicionarla toma en cuenta el impacto de los colores y cómo los puedes usar a tu favor.

Por supuesto, así como es admisible el pijama party ocasional, también puedes tener tus días de oficina ambulante.  Yo confesé en otra entrada que para aprovechar la vista espectacular que tenía mudaba mi oficina al balcón de vez en cuando.

Sí. Crea condiciones de trabajo que disfrutes.

Eres el jefe así que puedes establecer tus propios acuerdos.  No hay regla perfecta pero una buena sugerencia es que desarrolles un sistema con cierta disciplina y buenos hábitos de trabajo, con la suficiente flexibilidad para que te sientas muy a gusto en este rol.

Photo by rawpixel on Unsplash

En cuanto a ambiente date el gusto de rodearte de colores, imágenes y temas que te inspiren.

Si te gusta la música, pues trabaja con esa música que amas y que es congruente con el tipo de trabajo que desarrollas.  Ten a la mano tu café, te o jugo y mantén una buena reserva de snacks saludables y potenciadores de energía.

No. Permitas que otras personas te impongan sus urgencias.

Uno de los grandes desafíos si trabajas desde tu casa y vives allí con tu familia o amigos es que muchas veces no entienden lo que haces.

Es lógico, es un paradigma nuevo para algunos que entienden que trabajar es ir a un lugar, con un horario rígido, vestido de forma apropiada según el sector en el que estás.  Así que cuando te ven en casa (por eso es que no es conveniente lo de los pijamas) sentado en tu rincón/oficina, revisando tu laptop piensan que estás en un momento zen, atacado por locura temporal, en algo ilícito o tomándote un sabático.

Photo by JESHOOTS.COM on Unsplash

Así empiezan a endilgarte tareas, típicas del hogar, porque claro “ya que tú estás aquí (sin hacer nada, eso no lo dicen pero tal vez lo piensan) te puedes hacer cargo.  O “cuando termines de ver tu compu allí te encargo el guiso y que no se queme”; “hoy le dije al electricista que venga a revisar todo el cableado por favor le abres y te encargas de acompañarlo todo el rato para ver qué necesita”.

Hello, qué parte no entienden de que esto es serio y estamos trabajando, generando ideas, añadiendo valor, multiplicando ingresos.

Por ello es positivo lo del vestuario, lo del rincón de trabajo y lo de horario porque formaliza tu actividad, aunque trabajes desde casa y le deja más claro a quienes piensan que estás para atender sus urgencias, que tú estás co-diseñando tu vida y creando el trabajo de tus sueños.

Aprende a decir no, un no negociado, asertivo, explicando que puedes apoyar con la debida planificación anticipada y no todo el tiempo pues no estás jugando jacks sino trabajando en tus sueños.

Sí. Whatsapp y correos pero en intervalos predefinidos.

Hablamos de esto en la parte de las distracciones, aquí te sugerimos una forma de manejarlo que recomiendan expertos en la administración del tiempo.  Establece un horario o al menos una cadencia para revisar correos y whatsapp.

Si abres los correos o whatsapp de forma desordenada durante el día vas a estar siempre trabajando de forma entrecortada e interrumpida.

Avisa a las personas claves o con quienes manejas prioridades que la forma más efectiva para localizarte es llamarte, por ejemplo, y que si se trata de urgencias no las comuniquen vía whatsapp ni por correo.  Así te aseguras que lo urgente e importante no llegará por estos medios.

Define tu mismo 1 o 2 momentos en la mañana y en la tarde en los que dedicarás un tiempo específico (15 a 20 minutos) a leer y responder mensajes por estos medios.

Sí. Reuniones pero con un balance y apóyate en la tecnología.

Las reuniones presenciales son valiosas ante todo si estás iniciando y quieres darte a conocer. Ese contacto humano es clave para conectar.  Por otra parte, el tráfico, el estacionamiento y otros factores pueden volver a las reuniones unos consumidores de tiempo.  No solo debes agendar o contabilizar el tiempo de la reunión sino el de ir, regresar y el de espera (si se da el caso).

Para que sea de forma organizada, en lo posible define un espacio para tus reuniones.  Por ejemplo, los jueves y viernes o las mañanas de 3 días de la semana.  Algo que suene flexible para tus clientes pero que no te consuma la semana entera.

Evalúa con proveedores, clientes habituales y personas de confianza el tener reuniones de manera remota.  Para ello requieres una buena conexión a internet, un lugar en el que no seas interrumpido (que no te pase a ti lo del entrevistado en BBC durante una conferencia con un cliente) y estar familiarizado con la herramienta que vas a usar.

Sé que hay muchas otras, pero te recomiendo Zoom o Skype.  La 2da porque la utiliza mucha gente ya y la primera porque es muy robusta para reuniones de negocio. En ambas puedes grabar las reuniones (lo que te da una gran ventaja, pero informa a tu interlocutor que la grabarás y el propósito), compartir pantallas, chats, levantar la mano, etc.  Se pueden unir varias personas.



Sí. Snacks saludables y energizantes.

Mencionamos algo de esto en el crear condiciones que disfrutes.  Aquí enfatizamos el que mantengas snacks saludables y energizantes.  Los carbohidratos proveen energía, pero a la vez aletargan y te pueden dar ganas de dormir.

Tú requieres en tu nuevo rol altas dosis de energía, combustible de alta calidad.  Piensa en frutas que te gusten, nueces, almendras, crudités, barras de granola, chocolate con 70% o más de cacao, ciertas galletas.

No. Trabajar acostado o en posturas poco favorables.

Piensa en tu espalda, cuello y cuerpo y cómo pueden comprometerse si la postura que mantienes no es buena.

Una buena inversión es una silla ergonómica en la que puedas pasar horas sentado sin que parezcas un zombie cuando te levantas (con movimientos complicados).

Se vale ocasionalmente trabajar en un cómodo sofá o en la cama.  Evita trabajar acostado, además de que puede ser incómodo te puede dar pereza, baja energía y es fácil que te quedes dormido si estás muy cansado.

Sí.  Establece un norte y propósito claro en tu nuevo rol.

Así como las empresas suelen hacerlo, redacta tu misión y visión.  La misión es tu razón de ser, tu por qué o para qué existes; qué valor deseas añadir en la vida de otros.  Tu visión es a dónde te ves en 2, 5 o 10 años.  A dónde pretendes llegar trabajando en tu misión cada día.

Photo by Marten Bjork on Unsplash

Esto además de darte más formalidad te ayudará como inspiración cuando haya tormentas y tempestades.  Sencillamente enmárcalas o mantenlas a mano y reléelas cada semana, a diario si es necesario y cada vez que afrontes dificultades.

Recordar para qué creaste tu emprendimiento te dará fuerzas y motivos, recordar a dónde quieres llegar en x plazo es otra forma de darte impulso, otro empujón cariñoso.

No. Aislarte y dejar de establecer relaciones.

Agradecemos a Carolina, una de nuestras lectoras,  por este aporte.  Efectivamente una desvantaja y un gran No de trabajar desde casa es que te puedes convertir fácilmente en un ermitaño o alguien que socializa muy poco.

Es fácil que suceda porque te acostumbras a trabajar solo, enfocarte en tus actividades, hablar casi nada o poco ( a menos que tengas reuniones).  Toda la interacción regular que suele haber en un lugar de trabajo no es común que se de al trabajar desde casa.

Si eres una persona que disfruta la soledad puedes manejar esto teniendo el cuidado de no llegar al extemo de volverte antisocial.  Sin embargo si eres muy social es importante que encuentres alternativas para poder incluir en tu horario momentos en los que puedas conectar (aunque sea de manera virtual y remota) con otras personas para evitar una depresión o una desagradable sensación de soledad y aislamiento.



Sí.  Define algún código para que tu familia o amigos sepan si pueden o no interrumpirte.

En algunos puntos previos mencionamos que la familia o quienes viven contigo (a menos que tengan un estilo de vida parecido) muchas veces no entienden el concepto de trabajar desde casa.

Aunque hables con ellos y les cuentes de qué se trata tu trabajo y lo que implica, toma en cuenta que es un nuevo esquema mental que no todos adoptan de forma rápida.

Para ayudarte y ayudarlos define de antemano algunos códigos y explícaselos a ellos.  Puedes hasta tener un tablero que muestre lo que significa cada señal.  Por ejemplo tener algo en la puerta o pared para avisar que estás en una conferencia telefónica o una reunión virtual.

En una ocasión, y por la poca experiencia con el tema, no preví estas cosas y mientras realizaba una presentación vía internet mi mamá llegó y comenzó a llamarme con gran insistencia.  Al principio me puse un poco nerviosa y subí la voz para ver si captaba pero fue en vano.  No me quedó otra que excusarme un momento, quitar el audio y el video de manera temporal para que mis clientes no escucharan o vieran y explicarle rápidamente lo que hacía.

A partir de allí aviso antes, si hay otras personas en la casa, que estaré en reunión o dejo algo en la puerta que les ayude a saberlo o recordarlo.

Cuéntanos  

Disfrutaste nuestra entrada Los Sï y los NO de trabajar desde casa.  Ya eres un emprendedor, qué otros tips añadirías.    ¿Estás indeciso aun sobre independizarte? Nos encantaría recibir tus comentarios, anécdotas y sugerencias. 

Y por supuesto, si quieres suscríbete, comparte y reparte alegría y color.  Sharing is Caring.  Gracias por visitarnos.


Haz click en la frase Sí quiero mi regalo y suscríbete en A Colorful Day llenando la forma. Recibirás 2 lecciones de REGALO de nuestro programa Vive a Todo Color

Sí quiero mi regalo 


 

Author

8 Comments

  1. Hola, trabajo desde casa para una compañía desde febrero de este año (9 meses) ha sido una experiencia totalmente nueva para mí, nunca había vivido tal libertad de poder asistir a una cita médica sin pedir permisos o de poder hacer mis pasatiempos favoritos en mí tiempo libre. Ha sido genial. Lo único que le agregaría al post es el inconveniente principal que yo he experimentado y es el volverse medio antisocial, de tanto estar en casa, no comparto con amigos o compañeros de trabajo. Asisto a reuniones una o máximo dos veces por semana, con mis jefes y para temas muy al grano y no es suficiente para establecer relaciones amistosas con compañeros o compartir con otras personas. En mí casi particular me he vuelto algo solitaria y me he encerrado mucho en casa :(..

    Saludos , me gustó mucho tu post y me sentí muy identificada con lo del outfit de pijama jajaja..

    • Dalma Reply

      Carolina muy agradecida con tu comentario y sí es cierto lo de volverse antisocial. Voy a añadirlo en el post y darte el crédito porque realmente es un NO que puede afectar la parte socioemocional que uno puede desarrollar en un trabajo tradicional cuando compartes con otros. Al igual que tú yo me he vuelto un tanto ermitaña y debo trabajar en mejorar ese aspecto.

    • Dalma Reply

      Muchas gracias por tus comentarios. Supones que es una sugerencia para nuestra entrada u otro post. Por favor ayúdanos a entender mejor lo que te gustaría que incluyéramos. Empresas de qué tipo. Procuraremos ponernos en contacto contigo para poder complacerte. Felices Fiestas.

  2. Dalma, damos cursos de teletrabajo en Uruguay, son cursos presenciales (pardojimcamente) y luego tutoría a distancia. Tus post me parecen alineados con lo que nosotros enseñamos.
    ¿Me cotizarías escribir para nuestra página o facebook o poder publicar tus notas (con tu autoría obvio) en vez de compartirlas? Gracias espero repsuesta.

    • Dalma Reply

      Marcelo primero lo primero y es agradecerte por visitar nuestro sitio y comentar. Me encanta saber que parte de nuestros posts se alínean con lo que enseñas. Si gustas compartir este post específicamente (Los Sí y los No de trabajar desde casa) puedes hacerlo a cambio de que incluyas el sitio web nuestro. Con gusto puedo escribir para tu página. Te mando un correo desde el nuestro para que me indiques si lo que planteo te resulta de valor. ¡Felicidades por tu página!

  3. Excelente pagina!! me encuentro despegando una microempresa de bolsos en tela cofeccionados a mano y diseñados por mi . Todos tus consejos son muy utiles, ya empecé a aplicar los No y Si de inmediato .Gracias ,Cecilia

    • Dalma Reply

      Estimada Cecilia felicidades por tu emprendimiento. Qué bueno que esta entrada te haya resultado útil. Nos encanta saber que quienes nos visitan encuentran algo de valor. Eso nos anima a seguir. Muchas gracias.

Write A Comment

Pin It