Propósitos de año nuevo, resoluciones de nuevo año, metas del año, etc. Llámalos como más te guste, el punto es que se trata de esos objetivos que defines al final o al inicio de un año con la noble intención de trabajar en ellos hasta lograrlos.


¡Comparte y pinea!


Suelen ser objetivos o metas de corto o mediano plazo, que puedes lograr en menos de un año, en ocasiones incluso en meses o semanas, a diferencia de tu propósito de vida que tiene que ver más con tu razón de ser y vivir, el significado que le das a tu existencia. Este úlitmo es de largo plazo.

Resulta muy tentadora esta lista de «cosas por lograr» porque suelen elevar tu nivel de energía y tu motivación para un nuevo ciclo que está por iniciar. Sin embargo, tal y como dicen, «el papel aguanta todo», pero la realidad es que llevar a cabo todo lo que a veces plasmas en estas listas requiere compromiso, confianza en ti mismo, fe, consistencia, disciplina y una serie de estrategias efectivas.

La intención de esta entrada es brindarte un banco de ideas para tus propósitos o como hemos dicho en otras ocasiones, ser fuente de inspiración, al mismo tiempo que darte algunas sugerencias muy prácticas de cómo puedes lograrlos.

Estos objetivos que te vamos a sugerir están en línea con el concepto de llevar una vida a todo color, que es la propuesta medular de este sitio.

Antes de empezar tu lista de propósitos de año nuevo…

Hay 3 actividades que te recomendamos realizar antes de definir tu lista y empezar en blanco tu año nuevo.

ACTIVIDAD PRELIMINAR #1 | Reflexiona sobre tus principales logros del año previo.

Antes de generar una lista espontánea, haz una pausa y piensa cuáles han sido tus mayores éxitos durante el último año, aquellos resultados por los que sientes gran orgullo. De 5 a 10 cosas.

Seguido, marca de esa lista cosas que, aunque mejoraste o llevaste a un nuevo nivel, te gustaría seguir trabajando o mejorando el siguiente año.

ACTIVIDAD PRELIMINAR #2 | Desempolva tu rueda de la vida y evalúa cómo te sientes en cada área

Partimos de la idea de que conoces lo que es la rueda de la vida, esa herramienta en la que de forma subjetiva señalas del 1 al 10 cómo sientes que estás en diferentes aspectos de tu vida.

Al final de esta entrada te damos la opción de suscribirte al sitio y recibir un regalo que incluye una actividad utilizando la rueda de la vida.

Para qué sirve esto, para que hagas una autoevaluación o autodiagnóstico de cómo te sientes con respecto a tu salud integral, finanzas, relaciones familiares, amor, desarrollo profesional, etc.

Esto te servirá como base para determinar dónde realmente te interesa poner mayor atención y energía en el próximo año. De esa forma lo que incluyas en tu lista de objetivos serán tareas realmente relevantes para ti en vez de una lista de cosas que pones porque en el momento te parecen positivas, pero luego no logras conectar con ellas.

Si no encuentras relevante lo que sea que incluyas en tus resoluciones, te decimos de antemano que no lo vas a trabajar y por ende no lo vas a lograr.

ACTIVIDAD PRELIMINAR #3 | Elige un tema para tu año

Define cuál será el tema central que funcionará como brújula para tu nuevo año. Este tema se relacionará con algo que encuentras importante para ti y para tu crecimiento personal o superación personal.

Dicho tópico englobará tus pensamientos y acciones y la ruta que tomes durante el año aun cuando, por alguna razón, tus metas llegaran a desmoronarse.

Tu tema responde a preguntas como: ¿de qué manera quiero experimentar mi vida este año? o ¿con qué emociones o experiencias me gustaría conectarme más?

Te pongo como ejemplo el 2020. Muchos lo empezamos con metas o resoluciones específicas. Llegó la pandemia y desdibujó los planes. Lo que me amparó ese año y me funcionó como soporte fue mi tema, que por cierto era salir de mi zona de comodidad (menudo año para hacerlo). Este evento me regaló una valiosa oportunidad para experimentar mi tema al máximo.

Si eliges por ejemplo, como tema eje de tu año la gratitud, la idea es que ese año intensifiques esta práctica y agradezcas todo (absolutamente todo) lo que te suceda o llegue a tu vida, ya sea que te guste o no. Incluso que en los momentos de tragos amargos para ti recuerdes el valor de agradecer.

Te comparto algunos de los temas que he aplicado en los últimos años y otras ideas adicionales que pueden ayudarte a dar con el tuyo. Trascender (fue mi tema 2021); renovación; conexión humana; consolidación; libertad; disfrute y gozo; descubrimiento; renacimiento; grandeza; amor propio.

El valor y el enfoque que le ponga al tema se lo provees tú. Defínelo en un momento de calma y pausa consciente. Conecta con los más profundos deseos de tu corazón y de tu alma.

51 ejemplos de propósitos de año nuevo

Ya sea que los escojas de esta lista o que los establezcas con las actividades preliminares 1 y 2 del punto anterior, te proponemos que definas o elijas 3 propósitos y te enfoques en lograrlos.

La lista es para brindarte ideas, no para que tomes un largo número de objetivos y trates de lograrlos a la vez. Tu cerebro requiere enfoque y si le das una larga lista de cosas por hacer puede dispersarse y terminarás alcanzando ninguno. Esta es una de las razones por las que la lista de resoluciones de año nuevo no funciona para algunos.

Si tienes una buena motivación y defines estrategias efectivas podrás lograr estos propósitos de nuevo año y al conquistar, aunque sea uno, puedes regresar a la lista e incluir otro más.

Aclaramos con esto que no te estamos diciendo que te limites a 3 propósitos por año, sino que empieces con los 3 que consideres más relevantes para ti y al ir cumpliendo uno, añades otro. Es posible que al legar el término del año hayas alcanzado una decena de cosas, pero las fuiste añadiendo gradualmente.

  1. Comer de forma más saludable y conveniente para ti.
  2. Aprender a amar tu cuerpo y si quieres trabajar en mejorarlo hacerlo desde el amor.
  3. Tener contactos más frecuentes con la naturaleza.
  4. Propiciar más conexiones humanas y encuentros con personas especiales para ti.
  5. Iniciar o terminar ese curso que hace tiempo deseas realizar o completar.
  6. Mejorar tu higiene del sueño, tus horarios de sueño y descanso.
  7. Empezar tu proyecto soñado que lleva tiempo engavetado.
  8. Comenzar a hacer ejercicios de forma regular, al menos 2 a 3 veces por semana.
  9. Practicar la gratitud diaria.
  10. Aprender a decir no y cada vez con menos remordimiento.
  11. Definir plan y estrategia para lograr tu libertad financiera. Luego ejecutarlo.
  12. Abrir una cuenta de ahorro con un monto meta mensual.
  13. Hacer detox cada mes de quejas y críticas.
  14. Encontrar una fuente de ingreso adicional (ideal de ingreso pasivo) e iniciar las acciones para que puedas generarlo.
  15. Elegir alguna práctica usual de amor propio y efectuarla cada día.
  16. Leer más. Establecer una meta mensual de lectura (cantidad de libros, tiempo o páginas).
  17. Abandonar 3 hábitos que identificas que te están autoboicoteando o pesando. Por ejemplo: levantarte tarde, dormir mal, posponer temas importantes, ingerir bebidas gaseosas, etc.
  18. Practicar el perdón hacia ti misma(o) cada semana y perdonar también a los demás. Que sea tu limpieza semanal para liberarte del lastre del orgullo o el resentimiento.
  19. Salir con más frecuencia de tu zona de comodidad. Te sugerimos pongas una meta mensual para que te asegures de hacerlo de forma intencional.
  20. Adoptar un estilo de vida más saludable. Define cuáles serían los 3 o 5 indicadores que te ayudarán a saber si estás llevando lo que para ti es una vida más saludable.
  21. Fortalecer tu disciplina. Empieza por cosas pequeñas. Si dices por ejemplo que te vas a levantar 5 minutos antes, cumple esa meta por un tiempo determinado (1 mes por ejemplo) y luego ve sumando retos que fortalezcan ese músculo de la disciplina.
  22. Ser más organizada(o) y empieza por adoptar un sistema de planificación semanal.
  23. Reducir tus horas de… Identifica aquí algo que a ti te esté quitando tiempo que sabes podrías aprovechar para cosas que son más importantes y que te convienen más. Algunas sugerencias: redes sociales, plataformas de streaming, chismes, videojuegos, televisión, etc.
  24. Ser más audaz o atrevida(o) para animarte a hacer cosas que antes has dejado pasar por miedo o por temor a fracasar, a pesar de algunos riesgos.
  25. Ingerir más vasos de agua y cuidar tu hidratación.
  26. Reir más. Si te cuesta encontrar esa risa diaria empieza por provocártela intencionalmente con material que te divierta, hasta que ya sea más usual y fluya de forma más orgánica.
  1. Aprender a tomarte más a la ligera algunos errores, algunas experiencias complejas o situaciones cotidianas que permites que te saquen de tu eje. Esto implica que tomes mayor conciencia de tus reacciones y definas cambios posibles si la situación se repite.
  2. Compartir más tiempo de calidad contigo misma(o) y con tu familia o amigos.
  3. Reducir, reciclar o reusar más cosas.
  4. Invertir más tiempo en desarrollar tu dimensión espiritual.
  5. Iniciar tu fondo de jubilación o de inversión.
  6. Limpiar tu closet de todo lo que ya tienes más de 6 meses de no utilizar. Vender, regalar o donar.
  7. Desarrollar tu lado artístico (seguro que hay algo en ti que aplica y no has descubierto).
  8. Escuchar más y de forma genuina, dejando de lado todo tipo de distractor, poniendo tus 5 sentidos y sin juzgar, solo escuchando.
  9. Reducir la ingesta de… aquí puedes definir reducir o eliminar algo de tus hábitos alimenticios actuales dónde hay excesos o tipos de alimentos o bebidas cuyo consumo te conviene reducir.
  10. Liberarte de culpas añejas. Lista todas esas cosas por las que sientes aun un grado de culpa, perdónate (sugerencia 18) y expresa que eliges liberarte de esa culpa. Si hay algo que puedas hacer para resarcir que te ayude con esto, hazlo.
  11. Terminar algo esencial para ti que has dejado inconcluso.
  12. Evitar compromisos que de antemano sabes que no vas a cumplir.
  13. Buscar un nuevo trabajo.
  14. Participar de forma activa en algún voluntariado.
  15. Aprender un nuevo idioma, un instrumento musical o algo que sea nuevo para ti (que genere nuevas conexiones neuronales).
  16. Iniciar una rutina matutina diaria que te enfoque y energice.
  17. Ordenar tus finanzas. Tal vez aun no te sientes lista(o) para la idea #11 de libertad financiera, pero puedes empezar por mejorar tu salud o bienestar financiero.
  18. Adoptar nuevas técnicas de respiración con diferentes propósitos. Hay información de referencia en internet.
  19. Conocer más sobre tu árbol genealógico, tus raíces, cómo eran tus antepasados.
  20. Empezar a meditar y practicarlo de forma consistente al menos 1 mes para medir resultados o impacto.
  21. Reorganizar tu habitación, limpiarla y botar o donar cosas acumuladas.
  22. Ir más veces a ese sitio que tanto te gusta y en el que te recargas de energía.
  23. Lograr el peso o tallas con las que te sientes más cómoda(o) y saludable.
  24. Viajar a un destino deseado.
  25. Reconectar con esa relación especial o importante de la que te has distanciado.

DESCARGA ESTA PLANTILLA PARA APOYAR EL LOGRO DE TUS PROPÓSITOS


Cómo lograr tus propósitos de año nuevo

Te compartimos también algunas sugerencias esenciales que pueden apoyarte en tu camino para lograr estos objetivos o resoluciones de nuevo año.

  1. Ya lo mencionamos en el punto previo, evita poner demasiadas cosas a la vez. Empieza con 2 o 3 y a medida que logras uno de tus objetivos sumas otro nuevo. Así puedes cumplir muchos a final de año, pero sin agobiar a tu cerebro, desenfocarte y dispersarte.
  2. Es vital que escribas tus propósitos con la mayor exactitud posible y que también tengas por escrito tu estrategia y plan de acción para lograrlos. Las palabras habladas se las lleva el viento. El escribir tus objetivos ayuda a que los veas como algo firme y concreto, esto da un mensaje más claro a tu cerebro, le indica que esto es algo importante. Lo puedes además releer cada vez que sea necesario como inspiración y recordatorio.
  3. Encuentra pequeñas victorias y gratificaciones. Si esperas hasta que el objetivo se cumpla en su totalidad, es posible que se te acabe antes la motivación. Lo que mantiene la chispa del entusiasmo encendida es ir viendo cada cierto tiempo cómo ese propósito que inició en un punto o en cero, va llegando a nuevos puntos de avance. Celebra cada vez que alcances un hito. Preestablece periodos de revisión periódica de tus objetivos, puede ser bimestralmente o trimestralmente y si tu avance no es alentador evalúa qué mejoras o cambios puedes hacer y realiza los ajustes necesarios.
  4. Forma alianzas con otras personas que también trabajan en sus resoluciones. Alíate con amigos, familiares o conocidos que también se han propuesto algunos objetivos de nuevo año. Comparte con estas personas cuáles son los tuyos, cuáles son tus indicadores de éxito y procura que cada semana tengan un contacto breve para contarse cómo les va, qué han logrado o cuáles son los desafíos que están teniendo. El tener esta compañía y otro ser humano con quien realizar una rendición de cuentas ayuda a que te mantengas más firme en tu intención de lograrlo.
  5. Visualiza y anota cómo te sentirás cuando logres ese propósito. La idea es que concentres tu atención en lo rico que puede sentirse el alcanzar tu resultado anhelado. Imaginación + emoción ayuda a traer al plano concreto esa meta que imaginaste.
  6. Registra o rastrea tus avances. Puede ser una especie de diario que actualices cada día o semanalmente en el que señales qué partes de tu plan de acción ya has activado y cuáles son tus resultados. Así tendrás claridad todo el tiempo de cómo vas con respecto a tu objetivo, tus aciertos y tus fallos para tomar acciones correctivas. Esta información también te servirá como base para cuando converses o conectes con tu aliado y rindas cuenta.

Esperamos que hayas disfrutado nuestra entrada 51 propósitos de año nuevo para que definas los tuyos


Cuéntanos

¿Cuáles de estas ideas de resoluciones resuenan más contigo? ¿Cuáles serían tus 3 primeras opciones de objetivos para iniciar el año?

Nos encantaría recibir tus comentarios, anécdotas y sugerencias. 


Y por supuesto, si quieres suscríbete, comparte y reparte alegría y color.  Sharing is Caring.  Gracias por visitarnos.

Haz click en la frase Sí quiero mi regalo y suscríbete en A Colorful Day llenando la forma. Recibirás 2 lecciones de REGALO de nuestro programa Vive a Todo Color

Sí quiero mi regalo

Author

Publicista y mercadóloga de profesión, Facilitadora y Consultora por vocación, bloguera de corazón, esposa y madre por elección consciente y feliz, enamorada de la vida.

Write A Comment

Pin It
98